Ir al contenido principal

Análisis Pies Sucios Stone


Características:
Grosor suela: 14 milímetros (10 suela+4 taqueado)
Drop: 0 milímetros
Peso: 121 gramos
Adquirida el: 31 de julio de 2018


Primeras impresiones tras 83 kilómetros:

Este año para el cumpleaños de mi padre decidí comprarle unos huaraches, ya que es el único miembro de la familia que aun no tenía unos.

Estuve pensando cuales pedirle y como últimamente en el club estamos haciendo muchas salidas por campo y sería su primera experiencia con el minimalismo, me decidí por las Pies Sucios Stone.

De paso pedí unas para mi también y en estos casi 20 días que llevo con ellas me han sorprendido gratamente, tanto que de hecho estoy planteándome llevarlas a los 1000K por el apego.

Pero comencemos por el principio, concretamente, por el "unboxing"...


Presentación del producto, al estilo Pies Sucios.
Para la suela tan "potente" que tienen me las esperada rígidas y pesadas, pero sinceramente nada más lejos de la realidad.


121 gramos en talla 43; las Nunche 3 pesan 143 en el mismo modelo.
La suela es bastante curiosa, me recuerda mucho a una rueda de tractor

Clásico Footbed de Cromtex
Me llamó la atención que las correas no eran las habituales, ya que las han cambiado por la zona del anclaje superior, posiblemente con objeto de aumentar su durabilidad.

Del mismo modo, la forma de anudar las correas no era la tradicional, aunque esto ya no me convenció y lo primero que hice fue desmontar las correas por completo para ajustarlas como a mi me gusta.

El nuevo ajuste, antes de la modificación...


Y después de pasar por mis manos...
Pensaba que no les iba a dar mucho uso, ya que para preparar el Spartathlon debo entrenar sobre todo por asfalto, pero me sorprendieron tanto en la primera tirada por sus sensaciones y su agarre que comencé a ponérmelas hasta para las tiradas en las que solo pisaba carretera.

Me notaba un roce molesto que se convirtió en herida con el paso de los kilómetros y al inspeccionar en profundidad las correas me di cuenta de que una de ellas no estaba completamente cosida en la parte inferior.

Por eso me rozaba la puñetera...
Por suerte había pedido otro juego de correas, que aunque a priori era para reponer las de otro modelo, preferí usar para cambiar la correa que me estaba dando problemas.

La mejora fue evidente desde el minuto 1, pero aun así, cuando paso de la hora y media aproximadamente con ellas, me hacen en el pie derecho 1 pequeña rozadura y 2 en el izquierdo.

Puntos de roce donde caen las esquinas del pasador.

Solo me hace un pequeño roce en el pie derecho, en el izquierdo me rozan más.
Últimamente no tengo suerte con las novedades en el calzado, con el último modelo que probé lo que me rozaban eran las correas y con las Stone, que me encantan, no puedo hacer aun tantos km como quisiera porque pese a ajustar las correas para que caigan en diferentes puntos, acaban rozando igual.

Aun así es una delicia correr con ellas, de hecho me pasa algo curioso en superficies urbanas y es que en suelos lisos, al ir rápido, las oquedades en la zona superior hacen ventosa, dando una sensación de agarre y seguridad que no he tenido con ningún otro modelo.

Y en campo son sencillamente una pasada, puedo tirarme por laderas con raíces, ramas o rocas sin problema alguno, son el modelo, de todos los que he probado, con que más seguridad tengo en bajada.

Las Hommo Sandals Godzilla Race 2 serían mi top 2, la suela es más rígida, el anclaje superior más abrasivo y el peso bastante superior, 179 gramos en talla 43.

El top 3 sería para las Luna Sandals Oso, pero igualmente pecan de rigidez en suela y anclaje superior, un peso aun mayor (211 gramos en talla 43) y un ajuste poco intuitivo, para mi gusto.

Os dejo unas fotos de como van por ahora antes de compartir mi primera valoración tras casi un centenar de kilómetros.

Vista superior; sin desgaste aun y ya se han adaptado casi por completo al pie.
Aquí se aprecia mejor; una adaptación realmente rápida.
Vista inferior sin desgaste aun; siempre me traigo piedras a casa.
Vista lateral; se puede apreciar sin problema la curvatura.
Vamos ahora con lo mejor y lo peor que he encontrado hasta el momento:

Lo peor:

-Lo más importante para mi, que a lo mejor es un caso aislado de mi modelo o que mis pies son muy sensibles, es el roce del rectángulo del nuevo anclaje superior; experimentando con ajustes ha mejorado mucho, pero cuando paso de la hora y media suele empezar a escocerme el pequeño puntito donde no consigo evitar el roce.

-El nuevo sistema de correas es más complicado de cambiar; por suerte la idea será que no se tenga que reemplazar, pero como quise probar una de las nuevas para quitar la que tenía la costura abierta tuve que batallar durante varios minutos para que entrase por la abertura.

-Para corredores que busquen sensaciones no es el mejor modelo, ya que además de los 10 mm de suela tienes 4 de taqueado; hay opciones más minimalistas si no te importa dejar de lado la protección.

Lo mejor:

-El calzado es muy polivalente, destaca sobre todo en montaña pero lo empleo también en superficies urbanas con gran resultado, pensaba que iba a relegar este modelo a salidas por el campo pero se está ganando un hueco en mis entrenamientos diarios.

-Excelente agarre, tanto en ciudad como montaña y en seco como mojado; solo he derrapado con ellas sobre barro, que además tarda en llenar el hueco entre los tacos más que en otros modelos y con una ramita puedes sacarlo sin problema en un momento.

-La protección es fenomenal, cuando doblo suelo tener los pies más sensibles y pisar ramas o pequeños guijarros que en la primera sesión ni noto, en la segunda me van molestando; con estos huaraches sin embargo tiene que ser un obstáculo muy grande para que notes molestia.

Ya os traeré más actualizaciones conforme les meta kilómetros os iré contando.

¡Un abrazo!

ACTUALIZADO EL 17/09/2018 TRAS 866 KILÓMETROS
Una vez cambié los ajustes y pude comenzar a disfrutar de las tiradas largas decidí que éste sería el modelo que llevaría para el Reto 1000k por el apego, con el que finalmente realicé más del 80% del reto.

Ya les había cambiado una correa, pero el tercer día me comenzó a salir una herida en el pie derecho; por suerte desde Pies Sucios me habían enviado correas del modelo antiguo, que llevaba en la mochila, por lo que me pude cambiar y aunque la herida no cerraba, al menos el dolor fue cesando.

Imagen de los pies, ya cambiada la correa derecha.
Éste fue el motivo por el que no pude completar el 100% del reto con huaraches, ya que para que la herida no fuese a peor tuve que comprarme unas zapatillas en el Decathlon (las primeras que vi) y hacer varios kilómetros con ellas.

Por suerte, no tardé mucho en poder correr sin molestias con sandalias.
Las experiencias con ellas sin embargo fueron maravillosas, corrimos por carriles, pistas, veredas, asfalto... y en todas las superficies me sentí cómodo y seguro con ellas.

Para un minimalista purista estas sandalias pueden ser demasiado gruesas, pero cuando tienes que correr 1.000 kilómetros en 15 días no te puedes poner exquisito.

Tienes que llevar un calzado que sepas que va a responder en cualquier situación y con el que te sientas cómodo, corras 10, 40 u 80 kilómetros de corrido, como es el caso conmigo y las Stone.

Tras el tercer día tuve que ponerme algunas tiritas en puntos de roce mientras depuraba el ajuste, pero salvo la herida bajo el pulgar derecho el resto fueron sanando sobre la marcha en cuestión de 24-48 horas.

Os dejo algunas imágenes de como se encuentra el modelo actualmente y a continuación os dejaré con un análisis en mayor profundidad.

Estado de la suela tras casi 1.000 km; mediopie y talón desgastados, resto de suela genial aun.

Vista frontal; footbed sucio pero casi sin desgaste aun.

Vista lateral, modelo totalmente adaptado al pie.
Vista desde el otro lateral.

Pasemos a una valoración más específica:
Precio: 79 euros desde la propia web de Pies Sucios; el coste es similar a unas zapatillas amortiguadas de gama media-media alta, con la diferencia de que ese tipo de calzado rara vez va a llegar a los 2.000 kilómetros de uso en buenas condiciones y con sandalias es una cifra habitual. 

Agarre en montaña: Muy bueno, si llevas un ajuste adecuado te sientes seguro hasta en pendientes empinadas, tendrás que trabajar la técnica inicialmente, pero el grosor de la suela te permite correr sobre ramas o piedras sin molestias.

Agarre asfalto: Muy bueno, en general el agarre, al menos para el kilometraje que llevo con ellas, es excelente en todo tipo de superficies exceptuando rocas pulidas, donde puedes resbalar.

Agarre en mojado: No es tan bueno como en seco, no he llegado a sentirme inseguro pero sobre piedra pulida o losas planas puedes resbalar si no tienes cuidado; el barro tarda en saturar el taqueado, pero resulta incómodo correr sobre él al coger mucho peso las sandalias.

Desgaste: De momento mejor de lo habitual, se nota especialmente en el talón por la kilometrada marchando debido a las ampollas de un compañero durante el reto, pero en la zona de mediopie que es la que más se desgasta al correr el desgaste es bastante suave.

Impermeabilidad: Al igual que en otros modelos con Cromtex, si se moja por salpicadura o lluvia suave casi parece que el mmismo footbed te atrapa, pero si se satura la suela si puede llegar a deslizarse el pie sobre el huarache. 

Transpirabilidad: Sin comentarios...

Flexibilidad: Muy buena, pese a ser de aspecto robusto la suela es muy flexible y la adaptación realmente rápida. 

Protección: Para un minimalista consumado le va a parecer excesiva sin duda, podría considerarse sandalia "maximalista" si nos ponemos exquisitos al tener 10mm de suela y 4 de taqueado, pero aun así transmiten más feedback que algunas zapatillas minimalistas cerradas.

Amortiguación: Para ser un huarache y al igual que la protección, hay quien la considere excesiva; la suela es elástica y flexible y a ritmos elevados, sobre todo durante los primeros kilómetros, parece que rebotes al correr. 

Valoración personal: 9/10

La recomiendo para: Corredores que se estén iniciando en el minimalismo en general, sobre todo si les gusta alternar asfalto con campo y montaña.

No la recomiendo para: Corredores minimalistas consumados y aquellos que solo frecuenten asfalto, ya que hay modelos con menor peso y grosor de suela que les van a ir mejor.

Esto es todo por ahora, este va a ser el modelo que me llevaré al Spartathlon, donde si todo va bien pasará ampliamente los 1.000 kilómetros.

Cuando pase algo significativo o alcance algún hito kilométrico reseñable actualizaré la ficha.

¡Un abrazo hasta entonces!

Comentarios

  1. Mi experiencia con estas sandalias es que me salieron ampollas en el pié derecho. Me parece curioso pues con las terra no me pasó. Los nuevos cordones sinceramente un fallo para pies sucios. En cuanto al resto me encantan. Eso sí, un pelín caras. No veo porqué se va a esos precios. Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario