Suscríbete para ser el primero en leer las novedades. ¡Es gratis!

Análisis Pies Sucios Simna 3

6/01/2015 08:00:00 p. m.


Características:
Grosor suela: 8 milímetros
Drop: 0 milímetros
Peso: 82 gramos
Adquirida el: 22 de Mayo de 2015


Primeras impresiones tras 86 kilómetros:

Desde que comenzase a correr descalzo por la orilla de la playa al menos una vez en semana en 2013, nunca me había calzado nada que se pareciese tanto a ir descalzo hasta que probé este modelo.

Ni las Fivefingers Bikila LS, con su peculiar sistema de separación de dedos, ni las Luna Sandals Oso (por su espesor de suela y rigidez en el cordón que pasa entre pulgar e índice, aunque las sensaciones con ellas han sido muy buenas también), que en apariencia son muy similares, me han llegado a transmitir tanto como los Simna 3.


En cuanto a peso, las Fivefingers (talla 44), pesan 188 gramos, las Luna Sandals Oso, 211 gramos... y las Simna 3, tan solo ¡82!



Nada más cogerlas se nota que van a ser como una pluma

La superficie de los huaraches es de Cromtex, un tejido sintético similar a la piel que se supone que favorece la adherencia del pie al huarache, aunque el primer día no lo pude comprobar.

El tacto es muy suave, blandito pero firme, adaptándose ligeramente al pie tras pasar varios minutos caminando con ellas, aunque retornando a su forma original una vez me las desabroché; habría que ver como reaccionaban al correr con ellas.



Primer vistazo al modelo; parecían recortadas de una lámina de Goma Eva, por tacto y apariencia

Personalmente el sistema de ajuste me parece mucho más sencillo que el de las Luna Sandals Oso, ya que en primera instancia fue desabrochar el cierre, meter el pie, abrocharlo y tirar suavemente de la cinta exterior para dejar el pie perfectamente ajustado; sabía que tras las primeras sesiones tendría que ir reajustándolo hasta alcanzar el óptimo, pero en 2 minutos estaba listo para trotar por primera vez.


Suela de las Simna 3, kilómetro 0; suela vibram con grabado ondulante

El primer día me dediqué únicamente a andar con ellas por casa, disfrutando con las sensaciones, especialmente con el cordón que se ajusta en el pulgar, ya que es muy suave, y acostumbrado al de mi modelo de las Oso, bastante más rígido y que si no ajusto del todo bien me causa rozaduras, éste era una gozada, andando al menos; habría que ver el día siguiente, en carrera.


La suela, con algunos metros hechos por casa
Sabía que el uso principal de estos huaraches iba a ser por asfalto, pero su ligereza, flexibilidad y suavidad, para montaña tengo todavía que probar las Nunche 2, con las que comenzaré el análisis esta semana, pero sentí curiosidad y el primer día que corrí con las Simna 3 realicé un circuito de casi 30 kilómetros que incluía tramos urbanos, carriles, senderos y montaña, con algunos pasos bastante técnicos.

Los primeros kilómetros con ellas las realicé en ciudad, acelerando de menos a más y notándome muy raro, para bien, ya que notaba todo, como calzando Fivefingers, pero sin las molestias que causa pisar de improvisto algún obstáculo con ellas, como piedras de tamaño considerable o un trozo de vidrio roto, por ejemplo; con las Simna 3 notaba el "bache", pero sin molestia alguna.


Poco a poco fui acelerando, perdiendo el "miedo" a que se desajustasen las cintas, que estaban yendo de lujo, y también a que perdiesen adherencia.


Mis pies tienen a sudar mucho, y mi primera impresión al tocar el Cromtex fue que con ellas la planta de los pies me iba a sudar muchísimo, pero no fue en absoluto así; además, para mi alivio, no cogen olor, al menos hasta ahora, en 2 semanas de uso.


Una vez me sentí cómodo con ellas, en esa primera sesión, comencé a meter desnivel, cambié el asfalto por tierra y fui ascendiendo hacia la Sierra de Mijas.


Pese a su ligereza, en los primeros carriles la protección fue perfecta (era una pista ancha y muy limpia), pero en cuanto comencé a pasar sobre ramas sueltas, broza y peñascos, sí comencé a notar dolor, ya que la suela es insuficiente ante estos agentes abrasivos.


Subí el primer paso técnico con mucho cuidado, ya que no quería hacerme daño y no sabía como responderían, pero el agarre y las prestaciones fueron excelentes, tanto subiendo como bajando, que es lo que más me cuesta realmente.


Tenía pensado subir hasta los 1100 metros sobre el nivel del mar, pero tras poco más de 450 decidí ampliar el circuito y bajar sobre asfalto, ya que el tramo que quedaba de subida estaba plagado de piedras, y no corría cómodo sobre ellas con las Simna.


La bajada fue una delicia, con el viento soplando en contra acariciándome los dedos... acabé por debajo de 5 los últimos 5 kilómetros, sintiéndome tan fresco como si hubiese empezado la sesión hacía una hora, cuando llevaba ya más de 2 en las piernas; esta fue mi primera sesión con las Simna 3.



Pies Sucios, haciendo honor al nombre de su marca con el modelo

Algo que no me convenció en absoluto de esta primera tirada fue el golpeteo constante de los extremos de la correa en los tobillos al correr, especialmente a la vuelta, con el viento en contra.


Como vemos, sobraba un trozo bastante grande
Esa misma noche me puse a buscar soluciones,y di con una rápida, barata y eficaz, consistente en cortar un trozo de menos de un centímetro de elástico negro, coserlo con hilo negro en la correa del tobillo y usarlo como pasador.


Este fue el resultado, simple, pero cómodo y eficaz

Aunque no lo parezca, este fue el resultado tras la primera sesión con ellas: una adaptación casi total a mi pie.

Ajusté las correas, mínimamente, y les limpié el polvo con un tramo húmedo, ya que aunque sé que se pueden lavar y mojar sin problema las emplearía de nuevo al día siguiente.


Posteriormente he corrido con ellas sobre arena, asfalto, carriles "limpios" y superficies urbanas de todo tipo, con un agarre y prestaciones excelentes, aunque contra obstáculos de ciertas dimensiones su protección puede llegar a resultar inadecuada.


Al correr con ellas en una de las sesiones por la playa me metí por la orilla, en una zona con banquito (me encanta) y comprobé que aunque efectivamente el Cromtex agarra bastante (al correr sobre las Simna 3 mojadas hace un "efecto ventosa" por el cual el pie se adhiere totalmente al huarache), si corres en terreno inclinado, como la orilla de la playa tras un temporal de levante, el pie acaba escurriéndose.


A diferencia de las correas de las Oso, sin embargo, no necesitas volver a ajustarlas aunque se mojen, ya que aunque no son impermeables, su ajuste no se modifica al humedecerse las mismas.


Desde mi punto de vista son las "voladoras" de los huaraches, y en asfalto me están dando un resultado excelente, prueba de ello, mi mejor marca personal en 10 kilómetros, en un circuito con cierto desnivel y en unas condiciones poco propicias para obtener la marca, que conseguí el pasado domingo.


Aunque estaba acostumbrado a correr con calzado minimalista, las primeras horas tras los dos primeros entrenamientos con ellas volví a sentir los gemelos muy cargados, como antaño, realizando la transición progresiva para correr con Fivefingers, y los sesamoideos del pie derecho los tuve bastante cargados los primeros días, por lo que recomiendo un comienzo paulatino con este calzado.


Pese a que estoy acostumbrado a este tipo de calzado, admito que fue demasiado meterme casi 30 kilómetros el primer día con las Simna 3, pero por suerte recuperé sin problemas y desde entonces son mi zapatilla habitual de entrenamiento.


Aún me quedan muchos kilómetros por recorrer y mucho jugo por sacarle a los huaraches, estas son solo mis primeras impresiones con ellas, pero en breve os traeré mucho más, positivo y negativo, pero siempre enfocado a la mejora.


Esta semana me dedicaré a ir sacándoles información a las Nunche 2, y a partir de la semana que viene iré alternando ambos modelos, quizá simultaneándolos también con otros huaraches, para ir contrastando prestaciones y sensaciones y poder elaborar una buena comparativa a finales de verano.


Aunque haya hecho muchas referencias a las Bikila LS y las Oso, no se pueden comparar con las Simna 3, ya que sería como comparar manzanas y plátanos, es calzado minimalista, pero concebido para diferentes usos, las menciono tanto porque es el calzado minimalista al que más kilómetros le he hecho, pero no por ello este modelo es mejor o peor que ellos, es diferente (aunque hasta la fecha mi valoración es sobresaliente, pero habrá que esperar a que avancen los kilómetros para verificarla o no).


Así están, tras 86 kilómetros, las Pies Sucios Simna 3:



El logo se ha desdibujado en estos días, pero el Cromtex sigue impecable


La suela, con alguna piedrecita o cristal incrustado (ya extraídos), pero sin desgaste todavía


La forma de las Simna 3, totalmente adaptada ya a mis pies

Hasta ahora, esto es lo mejor y peor que le encuentro al modelo.

Lo peor:

-Aunque ahora es mucho menor que en los primeros días, el "chancleteo" al correr con ellas sobre asfalto a buenos ritmos (cercanos a 4 min/km) resulta molesto, aunque acabas acostumbrándote.

-En algunos momentos he echado en falta una mayor protección, pero para correr por asfalto o terrenos con pocos obstáculos, la protección es perfecta.

-Como con cualquier modelo de huaraches habido y por haber, una sesión de alrededor de una hora por carriles, campo o montaña implica una posterior decena de minutos frotando pies y huaraches para limpiar el polvo que se adhiere a ambos.

Lo mejor:

-La facilidad inusitada del ajuste, que desde la tercera sesión no he tenido que modificar en absoluto.

-Las prestaciones que me han dado en terrenos llanos y especialmente sobre asfalto han sido excelentes hasta la fecha, a falta de comprobar si se mantienen cuando avance el kilometraje.

-El agarre en mojado (sobre terrenos llanos) incluso entre el Cromtex y el pie, y la estabilidad de las cintas tanto en seco como enmojado.

Por el momento esto es todo, en unos 8-9 días espero poder traeros mis primeras impresiones de las Nunche 2, y más adelante, mi evaluación de las Simna 3.

¡Un abrazo!

PD: Como alguno me ha preguntado ya en persona y por las redes sociales, no vendo calzado de ningún tipo, me limito a analizarlo desde mi perspectiva como fondista, si queréis más información sobre los modelos que concretamente comento en este artículo, vistad la web de Pies Sucios.

ACTUALIZADO EL 05/08/2015 TRAS 458 KILÓMETROS
Desde que comenzase a entrenar con las Simna 3 a finales de mayo han ido poco a poco convirtiéndose en mi calzado preferido tanto para entrenar como para competir.

Ya llevo casi medio millar de kilómetros con ellas, con buenísimo resultado, por lo que creo que ya puedo hablar con propiedad de ellas y compartir mis impresiones con criterio.

Les queda muchísima guerra por dar, pero quiero seguir probando modelos y por supuesto disfrutar de ellas durante muchos más kilómetros, por lo que he decidido comenzar a simultanearlas con otro modelo, del que en breve os traeré mis primeras impresiones, dándoles descanso algunos días por semana.

Recordando mis inicios con ellas, destaqué su ligereza (82 gramos en la "talla 44"), su tacto, que aunque ha cambiado enormemente me sigue pareciendo agradable, y su sistema de ajuste (una vez se amolda al pie el huarache, ya no tienes que tocarlo más).

Con estas premisas y el hecho de que ya estaba acostumbrado a los huaraches, usando de forma habitual las Luna Sandals Oso desde principios de año, era solo cuestión de tiempo que el calzado se adaptase a mis pies y mi técnica al calzado.

El 31 de mayo, tras apenas 10 días calzando las Simna 3 debuté con ellas en competición; rebajé en 19 segundos mi mejor marca personal en 10 kilómetros, situándola en 38:18 (MMP actual).


No sabía bien como colocarme el chip, pero improvisé; no fui el único con ese problema.

Fui el segundo (de 2, que todo hay que decirlo) mejor corredor minimalista, Gonzalo, del Grupo Alpino Benalmádena - Irontriath me superaría por una decena de segundos, calzando sus Luna Sandals, pero ni en la mejor de las perspectivas hubiese esperado correr como lo hice esa mañana.

Desde el primer momento me ha parecido un calzado muy cómodo, quizás excesivamente blando en un principio, pero conforme he ido haciéndole kilómetros se ha ido compactando y, sobre asfalto, me ofrece toda la protección que necesito.

De hecho, fueron mi modelo elegido para realizar mi primera maratón con huaraches, un evento solidario apoyando a Cristóbal, en su reto solidario de 7 maratones en 7 días por el síndrome de Rett.


Llegando al primero de los 4 giros al final del Paseo Marítimo de Fuengirola

Este fue el primer maratón de asfalto que acabé sin secuela alguna, sin duda también por el ritmo, muy inferior al de competición, pero (quizás sea psicológico), me da la impresión de que recupero más rápido muscularmente desde que corro con huaraches.

La excepción fue la II Carrera Nocturna de Puente Genil, en la que frente a un tiempo de 21:47 el año pasado (en 5,3 kilómetros) en la I edición, calzando las Vibram Fivefingers Bikila LS, este año paré el crono en 19:43, colándome en el top 10 de la prueba; el desgaste muscular corriendo sobre el duro empedrado a un ritmo medio de 3:35 minutos el kilómetro me tuvo 3 días entrenando en bicicleta, debido a un pinchazo en el cuádriceps izquierdo, sin más secuelas.

Por mencionar otra de las competiciones en las que las he llevado, en la III Legua Nocturna de Torre del Mar también corrí con las Simna 3, aunque las Nunche 2 me hubiesen venido mejor; las Simna 3 son como las voladoras del asfalto, pero para pruebas o entrenamientos por carriles o sobre tierra o arena hay mejores opciones.

A continuación os muestro una comparativa del estado actual de los huaraches:


Pies Sucios Simna 3 vistos desde arriba; kilómetro 0

Pies Sucios Simna 3 vistos desde arriba: kilómetro 458



Suela, kilómetro 0

Suela, kilómetro 458; se puede apreciar la silueta de mi pie incluso en la suela

Como vemos ya no tienen en absoluto la misma apariencia, pero el rendimiento continua siendo excelente, y el desgaste de la suela es de apenas medio milímetro, con un agarre impecable incluso en giros bruscos con desnivel.


Las correas, punto débil de la mayoría de huaraches, perfectas, como los anclajes

Pasemos a una valoración más específica:

Precio: 60 en la tienda online Zami.es, un precio más que competente, que se amortiza sobradamente con el buen rendimiento de los huaraches; tras casi medio millar de kilómetros me gustan más, en cuanto a sensaciones, que el primer día (estéticamente no son lo mismo, pero no me influye para correr).

Agarre en montaña: Es muy bueno en terrenos con tierra compacta, en incluso algo húmedos, aunque con demasiado barro se patina; no obstante en terrenos secos podrás derrapar, y el grosor del huarache no te protege lo suficiente contra piedras y terreno montañoso. 

Agarre asfalto: Excelente, incluso en mojado, aunque si que he notado ya que en este aspecto la tracción, aun buena, no es tan apurada como durante los primeros centenares de kilómetros, sin duda, fruto del ligero desgaste del dibujo de la suela de Vibram Morflex Cherry.

Agarre en mojado: Como comenté anteriormente, muy bueno, y ahora en verano mejor aun, ya que permite refrescar los pies y el Cromtex de la parte superior, aunque bastante desgastado, sigue impidiendo que se deslicen los pies sobre los huaraches.

Desgaste: Tras casi medio millar de kilómetros el desgaste es mínimo, y aunque estéticamente se vea el machaque al que han sido sometidas, a nivel funcional prácticamente no han perdido facultades.

Impermeabilidad: El secado es rápido y el material no coge olor, manteniendo las cintas la rigidez incluso al mojarse, lo que, al menos ahora en periodo estival, es de agradecer cuando encuentro algún charco. 

Transpirabilidad: Creo que no hace falta comentar que el pie transpira con total naturalidad, y salvo a ritmos muy elevados en días con mucha humedad, en los que algo me sudan las plantas de los pies, llego a casa seco.

Flexibilidad: Extraordinaria, especialmente durante las primeras semanas; posteriormente el material se va endureciendo, una vez se adapta a la forma del pie y la mantiene.

Protección: Media, para el asfalto salvo que encuentres pequeños y puntiagudos obstáculos (esquirlas de metal, asfalto desintegrado...) no vas a notar nada, pero en cuanto pases sobre obstáculos rígidos o corras por carriles o sendas echarás en falta mayor protección.

Amortiguación: Creo que no es necesario comentar este apartado hablando de huaraches, pero no echo en falta en absoluto la protección de calzado tradicional amortiguado desde que comencé a correr con este tipo de calzado, en general.

Valoración personal: 9/10

La recomiendo para: Corredores minimalistas sobre asfalto, especialmente en pruebas llanas y en distancias de hasta media maratón; para pruebas con desnivel, obstáculos o mayor distancia hay mejores opciones, pero de todos los huaraches que he probado hasta el momento, este es mi favorito de 1 a 21 kilómetros, e incluso para entrenar en pista. 

No la recomiendo para: Corredores que se encuentren aun en transición, a menos que la quieran usar como calzado de diario, ya que el paso de una zapatilla amortiguada tradicional a este tipo de calzado es bastante importante; para minimalistas nobeles recomiendo leer mi transición al minimalismo.

Por ahora esto es todo, en un par de días os traeré mis primeras impresiones con otro modelo de huaraches al que acabo de hacer el primer centenar de kilómetros; ¡un saludo!

ACTUALIZADO EL 02/06/2016 TRAS 1.414 KILÓMETROS

En poco más de un año me he quedado a menos de 200 kilómetros para recorrer 1.000 millas con las Simna 3, mis primeros huaraches "puros" de asfalto, con los que he participado en docenas de pruebas batiendo mis mejores marcas en varias ocasiones en carreras populares de todas las distancias.

Hoy por hoy podría seguir corriendo con ellas, ya que aunque están muy castigadas por el inmenso kilometraje que han soportado, podría repararlas sin mucha dificultad y ver hasta donde son capaces de llevarme, pero como esta misma semana he recibido un par de las Terra, el último modelo de Pies Sucios, y en materia de huaraches tengo todavía con pocos kilómetros las Nunche 3 y las Enix 080, voy a dejar que las Simna 3 descansen por un tiempo.

Así las encontramos vistas desde arriba, donde ya vemos el primero de los problemas que el paso de centenares de kilómetros ha ocasionado, el desgaste de la correa de anclaje:

Desde esta perspectiva, salvo por la suciedad, parecen casi nuevas

Vista más cercana
La suela ha aguantado estoicamente los kilómetros (sumando los que he recorrido usándolas como calzado de diario seguramente sobrepase los 2.000 km), con un desgaste más notable en la zona de los talones al andar y en la zona del mediopie al correr.

El dibujo se ha borrado en las zonas de mayor contacto, pero aun soportan más kilómetros
Y por último, la zona de unión entre el Cromtex del footbed y la suela en sí ha comenzado a despegarse por el borde del huarache, aunque como el desgaste del anclaje, tiene fácil solución, ya que con un poco de pegamento de contacto quedaría como nuevo.

Como veis no se ha despegado en exceso, apenas un milímetro
En definitiva, por el momento aparcaré un gran modelo de huaraches que justifica su precio con creces (60€ en zami.es, y gastos de envío gratuitos con el código "Errante2015"),  que restringe su uso al asfalto o a caminos en buen estado pero que nos brinda unas sensaciones y prestaciones fenomenales; no hay más que ver como se adapta al pie...

Una adaptación perfecta, como si se hubiesen hecho a partir de un molde de mi pie
Comenzaré en breve con las pruebas a las Pies Sucios Terra, y en cuanto ronde el primer centenar de kilómetros os traeré mis primeras impresiones con las mismas; de momento las uso para andar, y el tacto y sensaciones me recuerdan mucho a este modelo, pero habrá que darles caña para ver de qué están hechas.

¡Un abrazo!

ACTUALIZADO EL 20/11/2016 (MISMO KILOMETRAJE, 1.414 KILÓMETROS)

Tras varios meses guardadas, sobre todo por el uso (y quizás abuso) de otros modelo como las Terra (sobre todo), las Nunche 2 o las Nunche 3, decidí encargar correas de reemplazo, ya que tenía las Terra colgando de un hilo (finalmente se soltaron y todo, menos mal que fue al llegar a casa en un día de tormenta), al igual que las Nunche 2 y este mismo modelo.

Aprovecho para compartir con vosotros que si queréis cambiar las correas a vuestros huaraches podéis pedirlas a través de Zami, cambiarlas no lleva más de 15 minutos y como en cualquier compra a través del portal podéis ahorraros los gastos de envío con mi código descuento.

El caso es que cuando hice el pedido me acordé de las Simna 3, y decidí renovarle las correas para ver hasta donde son capaces de llegar; este es el resultado:

Las correas con casi un millar de millas y las nuevas

El proceso es sencillo, hay que ir sacando las 5 piezas e ir metiéndolas de nuevo

Huarache derecho listo; si tienes otro a modo de guía es mucho más sencillo

¡Como nuevas!
Y así quedan listas para volver a la carga, cuando les vaya metiendo kilómetros os traeré nuevas actualizaciones. 

¡Un abrazo!

You Might Also Like

8 comentarios

  1. Andres me gustaria saber a nivel articular ,facia plantar ,tibiales ,y sobre todo rodilla ,si notas alguna diferencia...Dolor y Victoria,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenos días Ñu!

      Pues la zona de los ligamentos de los tobillos y las plantas de los pies muchísimo más fuertes, y mucha más movilidad en los dedos de los pies, que antes de comenzar a correr con las fivefingers tenía casi totalmente rígidos.

      También se me ha ensanchado un poco la parte delantera de los pies, con un poco más de espacio entre los dedos, y la parte trasera de la pierna (gastrocnemios y sóleo) bastante más fuerte también.

      En cuanto a la rodilla no he notado nada diferente, pero por suerte me pude recuperar sin secuela alguna de la condromalacia rotuliana que comenzó a torturarme al comienzo de la temporada pasada, que me tuvo casi totalmente parado de septiembre a diciembre.

      ¡Espero haberte sido de ayuda!

      Eliminar
  2. Interesante Andres,sobre todo muy curioso lo de el ensanchado de los metatarso ,debido a que es una musculatura bastante potente y que recibe mucho impacto a ser un drop de 0.No se si a nivel de los sesamoides has tenido algún problema, si no me cuentas.Otra cosa que sensaciones tienes una vez que dejas estas zapatillas y te pones otras comvencionales ...cuesta el volver o simplemente el pie vuelve a su estructura inicial...desde Jerez ..Dolor y victoria...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, en los sesamoides del pie derecho tras algunas tiradas, sobre todo si hago mucha bajada a ritmos fuertes, se me queda una molestia unas 12-24 horas... no llega a ser dolor, es como cuando corres muchos km (sobre todo con sandalias) y por la noche notas como a veces se te suben los gemelos pero sin llegar a cogerse... algo así, aunque tras 24 horas de descanso o bici como nuevo, y cada vez dura menos la molestia.

      Si me pongo zapas convencionales para trabajar o andar por casa (poco esto último) sin problema, pero si las uso para correr me siento lastrado y si que es más raro... esta mañana me invitaron a probar las Bushido y me sentí raro al principio, te paso el enlace. http://www.elcorredorerrante.com/2015/06/bushido-la-sportiva-primeras-impresiones.html

      ¡Un saludo desde Fuengirola! ;)

      Eliminar
  3. Hola.

    Llevo unas semanas leyendo tu blog. Gracias por compartir tus experiencias con los que estamos empezando.

    Llevo ya casi tres meses corriendo con unas merrell bare access 4. Creo que me he adaptado bien a ellas, ya que puedo correr mas de una hora con ellas sin molestias, y a los ritmos que acostumbraba.
    Queria dar un paso mas en el minimalismo y buscar otro calzado "mas minimalista".
    En principio queria otras zapatillas, ya que con las sandalias aun me da respeto correr, sobre todo si tengo que alternar zonas de asfalto y otras de parques y caminos con graba.
    Las huaraches, me lass quiero comprar para andar con ellas este verano ¿cuales me recomiendas?
    Las zaptillas que hasta ahora he mirado han sido las merrel trail glove,¿que te parecen? Tambien he visto una buena oferta de una vivobarefoot sthealt II.
    ¿Con que zapatillas me recomendarias continuar?

    gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas tardes Javier!

      Los huaraches más polivalentes que he probado hasta la fecha son las Nunche 2 (con las 3 estoy muy contento pero no llevo kilometraje apenas comparados con los casi 1.000 del modelo anterior), aunque hay muchas opciones, tribu, enix, luna sandals, otros mismos modelos de Pies Sucios...

      Si tienes superficies variadas a mano te recomendaría alguno en el que pudieses regular de forma sencilla el ajuste (los más sencillos que he probado por ahora son Pies Sucios y Enix) y al menos 10-11 mm de suela, para meterte por caminos sin problema desde el primer momento.

      En cuanto a recambio para las Bare Access 4, de Vivobarefoot no he probado ningún modelo personalmente, aunque tengo compañeros que pese a estar encantados por las sensaciones con ellos se quejan de su escasa durabilidad, así que te recomendaría las Merrell Trail Glove 3.

      Tienes un análisis en el apartado de calzado, llevo ya casi 1.500 kilómetros con ellas y pese a que el desgaste empieza a apreciarse aun tienen mucha caña que dar ;)

      No sé a como estarán de precio las Sthealt II o las Trail Glove 3, pero en www.zami.es suelen estar bien de precio, tienes cambio de talla y modelo gratuito si no te convence, y por ser lector del blog tienes gastos de envío gratuitos (tienes que introducir "Errante2015", como indico en el banner de la cabrita); mira en varias webs y compara por si te puedes ahorrar unos eurillos.

      ¡Un saludo Javier!

      Eliminar
    2. Al final compre las trail glove 3. Aun me estoy haciendo a ellas, ya que con el pie derecho aun no me he adaptado. Debo tener un puente un poco peculiar y las noto raras. Pero poco a poco mejorando.
      Lo que he notado en comparación con las access es que noto mucha dureza en la parte delantera del pie, y parece que me roza tambien un pco en la parte delantera el cambio de la suela a la proteccion. A ver si voy endureciendo.

      Ahora voy a comprar unas huharaches. Me decido por pies sucios, ya que me parece que es el mecanismos mas sencillo, para poner y quitar.
      El uso que les voy a dar es sobre todo para diario andar ocn ellas, y empezar a correr, primero en asfalto y por algun camino, con algo de grava, pero todo en plan suave. Que modelo me recomiends mejor? He visto que han sacado un modelo nuevo, las terra que me parece que es el que mejor se puede adaptar a lo que voy a hacer, que te parece?
      Gracias.

      Eliminar
    3. ¡Hola Javier!

      Esta misma semana he empezado yo a probar las terra, y de momento para caminar genial y para correr por asfalto y caminos hasta el momento de lujo; les seguiré metiendo kms y subiré también la altitud a ver como se desenvuelven, de momento no puedo recomendartelas al 100% porque no les he hecho el suficiente rodaje, pero es un híbrido entre Simna y Nunche que pinta fenomenal.

      ¡Un saludo!

      Eliminar