Ir al contenido principal

Análisis Kalenji Kiprun Ultralight


Características:
Grosor suela: 22 milímetros 
Drop: 6 milímetros
Peso: 207 gramos
Adquirida el: 10 de marzo 2020
Primeras impresiones tras 175 kilómetros:

Poco antes de comenzar el confinamiento comencé de nuevo a entrenar calidad después del parón de diciembre-febrero por la anemia y me hice con mis primeras zapatillas voladoras.

Traté de volver a las sandalias para el trabajo de intervalos y de cambios de ritmo, pero me molestaban metatarsos, talones y la musculatura en general a ritmos altos, así que decidí probar con unas zapatillas ligeras, rápidas y reactivas y la verdad es que me sorprendió mucho el resultado.

El único modelo de Kalenji que había usado con anterioridad eran las Kalenji Run Active, que compré en Cáceres durante los 1.000 km por el Apego, un modelo barato y sencillo que me valió para salir del paso pero no me aportó tampoco mucho.

No pude aprovecharlas mucho debido al confinamiento, pero ahora que llevamos ya algo más de dos semanas con permiso para hacer actividad deportiva en las franjas autorizadas les estoy dando mucho uso.

Me gustan para los intervalos, cambios de ritmo, series... e incluso para tiradas largas, ya que esos más de 150 gramos de diferencia con respecto a las Adidas Ultraboost Parley 18 se notan bastante con el paso delos kilómetros.

Así se encontraban en el momento de la inspección a los 0 kilómetros...


Suela de caucho, resina y goma eva

Mesh perforado y transpirable

Cordones planos reflectantes

207 gramos en talla 44.5

Vista superior
Tras la experiencia con las Adidas Ultraboost estuve planteándome un modelo ligero y dentro de la marca me interesaron especialmente las gamas Takumi Sen y las Adizero Boston, pero el precio me echaron para atrás.

Estudiando las características de diferentes modelos me llamaron la atención las ultralight y cuando vi su precio decidí probarlas.

Más me alegré cuando en la tienda encontré un par de mi número en la estantería de pares sueltos, por lo que me las llevé por 59 en lugar de 69 euros.

Así se encuentran tras 175 kilómetros: 

Mesh cedido del uso pero en perfectas condiciones 
Suela sin muestras de desgaste... por el momento
Vista lateral

Vista del otro lateral
Estas son mis impresiones por el momento:


Lo peor:

-Es un modelo restrictivo a la pista de atletismo y asfalto, aunque podrían usarse por senderos, la malla se ve muy endeble y cualquier raíz o rama podría dañarla.

-Creo que para corredores pesados no será una buena opción, ya que no les ofrecerá la protección suficiente.

-Del mismo modo, para corredores que no tengan pensado competir o entrenen habitualmente a ritmos bajos creo que habrá modelos que les ofrecerán mejores prestaciones.

Lo mejor:

-Me encanta absolutamente la ligereza y reactividad de las zapatillas, que responden fenomenal a ritmos por debajo de 4 minutos el kilómetro y me permiten sacar el máximo partido a las sesiones de series y el trabajo de calidad.

-Ahora que salgo a correr siempre a las 6 de la mañana es genial que sea un modelo tan chillón y reflectante, ya que aunque cada vez amanece antes, te aseguras de que otros viandantes o conductores te vean.

-Es un modelo que permite una gran transpiración, he corrido ya en temperaturas superiores a 30 grados y no acabo con la sensación de pies cocidos que tanto odiaba de otros modelos de zapatillas amortiguadas.

Por ahora esto es todo, cuando continúe haciendo kilómetros os traeré la actualización.

ACTUALIZADO EL 07/07/2020 TRAS 435 KILÓMETROS
Después de casi un millar de kilómetros con las Kiprun Ultralight sigo encantado con ellas y las uso en todas mis tiradas a ritmo inferior a 4:30 minutos el kilómetro, sobre todo cuando trabajo series o intervalos.

Al correr a ritmos superiores con ellas me siento más lento y me gusta más la reactividad de las Adidas Adizero Adios 4, pero cuando me pongo a correr rápido las sensaciones son excelentes y los cronos muy buenos.

Se nota ya bastante el desgaste y al ser una zapatilla voladora pienso que probablemente, pasado el millar de kilómetros irá siendo hora de jubilarlas, pero por el momento aun les queda mucha guerra.

Principalmente corro con ellas por asfalto y terrenos urbanos, con buenas prestaciones tanto en seco como en mojado, pero a poco que te metas por carriles a ritmos elevados puedes derrapar con las chinas del suelo, así que salgo que quieras hacer unos fartleks en pista o sendero ancho, es mejor que las guardes para la ciudad.

Así están actualmente:

Se aprecia ya desgaste en la suela

Pese a parecer endeble, el mesh está aguantando bien

Tanto la caña como los cordones están en buen estado

Vista del otro lateral
Pasemos a una valoración más específica:

Precio: Cuando me las compré eran pares sueltos y me costaron 59 euros en lugar de los 69 que tenían de PVP, tras el confinamiento las vi a 49 euros de fin de temporada y al momento de escribir esta actualización están nuevamente a 69 euros.


Agarre en montaña: Son zapatillas voladoras de corte minimalista, no sirven para correr en montaña, salvo zonas amplias y limpias.

Agarre asfalto: Fenomenal, puedes acelerar sin miedo, correr a ritmos elevados, hacer cambios de sentido... el asfalto es su elemento.

Agarre en mojado: Sin ser excelente, especialmente cuando pasan los kilómetros con ellas, es muy bueno, tienes sensación de control aunque vayas a ritmos elevados.

Desgaste: El desgaste comienza a ser patente en la suela tras medio millar de kilómetros pero el resto de elementos están en muy buen estado.

Impermeabilidad: Al tener un mesh tan perforado se moja con facilidad, pero no tarda en secarse una vez cesa la lluvia.

Transpirabilidad: Gran transpirabilidad, las estoy usando en salidas con humedad superior al 90% y temperatura cercana a 30º y aunque es verdad que acabo empapado, no tengo sensación de que se me cuezan los pies ni me salen ampollas.

Flexibilidad: La malla se adapta muy bien al pie, no al nivel de las Adidas, por ejemplo, pero es muy cómoda. La suela si es más rígida.

Protección: Me parece la justa para lo que se pretende, ya que están pensadas para correr a ritmos elevados.

Amortiguación: Poca amortiguación, para corredores pesados o que corran a ritmos moderados hay mejores opciones.

Valoración personal: 9/10

La recomiendo para: Corredores de asfalto que busquen una zapatilla de competición o para realizar entrenamientos de calidad.

No la recomiendo para: Corredores que no tengan en mente mejorar sus marcas o no entrenen habitualmente por circuitos urbanos.

Comentarios

Publicar un comentario