Ir al contenido principal

Entrenamiento para el Spartathlon, semana 14


No ha sido una semana especialmente destacable en cuanto a ritmos ni desnivel, pero continuo acumulando una cantidad considerable de kilómetros sin molestias físicas y acabando la semana con mejores sensaciones con las que la comencé. 

LUNES

Sesión 1: 11,79 km en 1:07:13, ritmo medio 5:42 min/km y desnivel positivo de 117 metros.

El lunes repetí la zona del domingo, esta vez completando hasta el final el Sendero de las Presas y explorando un poco más por la otra zona de Torreblanca.

Ritmos controlados y buenas sensaciones.

MARTES

Sesión 2: 16,7 km en 1:35:00, ritmo medio 5:41 min/km y desnivel positivo de 43 metros.

Aunque tenía ganas de meter más desnivel, quería probar que tal tiraban las piernas en una tirada más larga de lo habitual entre semana, ya que el miércoles tenía pensado ascender a la cantera de Los Arenales por asfalto y descender por carriles y para eso necesitaba piernas.

Fui muy bien, a la ida apretando un poco por tener el viento en contra y a la vuelta dejándome llevar.

Por la tarde tuve sesión de crossfit en el box, con Mayte y Laura, que probaba por primera vez.

El núcleo del WOD fue un EMOM de 20' con 4 estaciones y 5 rondas, de salto a la caja con burpees, dominadas (adaptadas con salto en mi caso), swing de kettlebell y remo.

Fue bastante duro, no tanto por la intensidad como por el número de repeticiones.

MIÉRCOLES

Sesión 3: 13,73 km en 1:20:42, ritmo medio 5:53 min/km y desnivel positivo de 160 metros.

Al final tuve que levantarme a las 7 menos cuarto de la mañana porque se me había olvidado que tenía la cita con Hacienda, por lo que de subir a Mijas al final, nada de nada.

Quería por lo menos meter algo de desnivel, así que me escapé una horita larga a la zona de Mijas Golf.

Al principio me encontraba bien, cansado de la sesión de crossfit de la jornada anterior pero nada especial, sin embargo, al llegar a la zona de cuestas mis niveles de energía bajaron en picado.

Continué porque era el objetivo y a lo mejor se pasaba la pájara, pero hasta que no volví a tener el suelo a favor no me empecé a notar mejor.

A la vuelta soplaba algo de brisa y mejoró la cosa, pero para la idea que tenía en mente y lo que hice al final, el nivel de sufrimiento ha sido muy elevado.  

Sesión 4: 14,79 km en 1:27:46, ritmo medio 5:56 min/km y desnivel positivo de 211 metros.

Tras el trabajo tenía pensado correr hora y media por mi cuenta y luego otra hora con los compañeros del club de atletismo, pero tras unos primeros 40 minutos buenos, algo cansado pero bien de sensaciones, me dio un bajón enorme.

Decidí atajar y volver al piso ya que en subidas las piernas se me bloqueaban totalmente, sin fuerza apenas, peor aun que por la mañana.

La ida fue con viento en contra y desnivel, buscando nuevos senderos por mi clásica circular del faro, a la vuelta, en llano y con el viento a favor recuperé un poco la chispa pero aun así llegué con las fuerzas justitas a casa.

El jueves tocaría una horita de trote suave para recuperar sensaciones, ya que dependiendo de la respuesta del cuerpo el viernes tocaría tirada larga o no...

JUEVES

Sesión 5: 9,67 km en 58:21, ritmo medio 6:02 min/km y desnivel positivo de 13 metros.

Tocaba una sesión sencilla pero muy necesaria que hacía tiempo que no realizaba... 30' a trote suave y vuelta hasta donde llegase.

Viene bien porque además de por las sensaciones, el ritmo promedio y pulso te da buena idea de tu estado de recuperación.

A la ida me notaba lento y pesado, aunque iba bien de ritmo, pero a la vuelta me fui notando mejor y pude alargar la zancada.

Lo mejor de todo ha sido correr sin molestias y sin esa sensación de estar "vacío" de la jornada previa, aunque por precaución la tirada larga del viernes pasaría a ser media.

VIERNES

Sesión 6: 10,18 km en 1:02:04, ritmo medio 6:06 min/km y desnivel positivo de 92 metros.

Tras una sesión de crossfit con WOD de un EMOM de 3 minutos de arrancada de potencia, sentadilla frontal con barra y arrancada con sentadilla y un AMRAP de 9 saltos a la caja, 6 Thrusters y 3 muscle ups (adaptados), fui corriendo al piso, cogí a mis perros y nos fuimos al monte.

Se nota ya bastante el calor y a la ida tuve que hacer varias paradas para que se refrescaran, ya que iban demasiado agitados.

A la vuelta decidí meterme por el río y su estado de ánimo cambió en segundos, de ir arrastrándose tras de mi a volver a correr a mi lado y tirando además.

Para la próxima vez que salga con ellos tengo que ir o antes de que salga el sol o una vez se ponga, ya que han habido momentos en que lo estaban pasando mal...

Yo por mi parte bien, a ritmos controlados y pese a la paliza en el crossfit, aun tenía fuerza en las piernas. 

SABADO

Sesión 7: 9,55 km en 58:07, ritmo medio de 6:05 min/km y desnivel positivo de 22 metros.

El sábado estaría 12 horas en la tienda, así que me levanté pasadas las 6 de la mañana para salir a trotar.

Para mi sorpresa y pese a llevar varios días levantándome entre las 7:30 y las 8 no me noté excesivamente somnoliento y el fresco de la mañana me espabiló rápidamente.

Fui trotando 30 minutos hacia Calaburras, coincidiendo con el amanecer a la altura de la playa de perros y volví poco antes de llegar al Charcón.

Fui muy bien, a 119 pulsaciones de media y sin sensación de esfuerzo ninguno, señal de que ya tengo las piernas a punto para la siguiente tirada larga, que llegaría tan solo unas horas después...

Sesión 8: 24,17 km en 2:39:30, ritmo medio de 6:36 min/km y desnivel positivo de 117 metros.

Después del trabajo tenía una tirada conjunta con un amigo, con idea de subir a Ojén desde Fuengirola, bajar a Marbella y volver a Fuengirola, unos 70 km.

Finalmente mi compañero no pudo venir, por lo que tocaría afrontarla en solitario.

Iba muy tranquilo, haciendo kilómetros casi sin darme cuenta, pero al llegar a la zona de Entrerríos me empecé a inquietar porque los perros de las fincas a ambos lados de la carretera estaban muy activos, ladraban sin parar y me seguían a lo largo de las alambradas.

Sabía que si pasaba un par de kilómetros del albergue ya tenía un pie en el monte y ahí no tendría problema, pero recordaba que en más de una ocasión me han salido perros por esa zona, tanto corriendo como en bici, por lo que iba extremadamente atento.

De repente, a lo lejos vi 2 pares de ojos que se acercaban a gran velocidad, en mitad de la carretera.

Pensaba que serían conejos o gatos, pero al echarles las luces vi a 2 perracos negros y marrones, que al verse deslumbrados se echaron un poco hacia atrás y comenzaron a aullar.

No les di tiempo a reaccionar y me di la vuelta con toda la velocidad que pude, ya que tanto a izquierda como a derecha había alambradas (con más perros en su interior) y los dos canes que me perseguían venían por mitad de la carretera, no tenía muchas opciones.

Los escuchaba muy cerca, pero por suerte al girar la curva por la que estaba volviendo venía un coche de frente y al echarme las largas escuché como los perros ahora se ponían a ladrarle al coche.

Apenas llevaba 10 kilómetros, pero no iba a volver a subir por ese camino por nada del mundo de nuevo esa noche y no conozco otra forma de llegar a la Sierra Alpujata, por lo que decidí acortar la tirada y bajar a La Cala, para aprovechar la salida.

Fue una aventura corta pero intensa, ya que además del encontronazo con los perros me encontré con una bicha ascendiendo por la Yeguada Indalo y al bajar, un par de kilómetros después, con un grupo de murciélagos que revoloteaban entre las farolas de una urbanización en construcción abandonada.

Pese a que no llegué a hacer ni un tercio del kilometraje que tenía en mente llegué cansado a casa, sobre todo por el sueño, ya que en el momento de comenzar la tirada llevaba algo más de 16 horas de privación de sueño, algo precisamente que quería entrenar.

En cualquier caso, planeaba descansar el domingo, pero al no haber podido completar la tirada que había pensado, tenía carta blanca para volver a entrenar.

DOMINGO

Sesión 9: 14,31 km en 1:15:40, ritmo medio de 5:17 min/km y desnivel positivo de 130 metros.

El domingo pensaba tomármelo libre, ya que llevaba 26 días seguidos sin tomarme un respiro, pero tras el entrenamiento nocturno fallido del sábado, decidí salir a correr.

Quedé con los compañeros del Club Atletismo Fuengirola para enseñarle una de mis circulares por la zona del faro y El Chaparral y pasamos muy buen rato, me encontré muy bien y noté las piernas fenomenal.

La mejor tirada de la semana tanto en ritmos como en sensaciones.

RESUMEN SEMANAL Y SENSACIONES: Esta semana se ha hecho dura porque se va notando que llevo casi un mes sin descansar ni un solo día, de hecho, con varios días doblando sesiones.

Aun así he acabado con una sesión a buen ritmo y con muy buenas sensaciones, por lo que de seguir así, continuaré posponiendo ese día de descanso para después de una tirada larga... a ver que me va diciendo el cuerpo.

Comentarios