Suscríbete para ser el primero en leer las novedades. ¡Es gratis!

Carrera Popular Feria San Miguel Torremolinos

9/17/2017 01:00:00 p. m.



Con poco más de 12 horas de recuperación en el cuerpo tras correr la tarde anterior en un "break" la Milla de Fuengirola, esta mañana me planté en la ciudad deportiva de Torremolinos para participar en la carrera de San Miguel.

Tan solo había participado en una ocasión, en la edición de 2013, en la que conseguí alzarme al podio en categoría promesa.

Ya en categoría senior el podio queda como un objetivo realmente ambicioso y al no ser una distancia aun cómoda para mí la idea era salir con algún grupo y tratar de mantenerme con ellos toda la prueba.

Me gusta competir en pruebas a partir de media maratón, ya que puedo dosificar mucho mejor el esfuerzo y no tengo sensación de sufrimiento apenas, así que sabía que hoy también tocaría sufrir.

Tras recoger el dorsal fui con Runner y Mayte a dar un paseo por el pinar y volvimos a la pista cuando por megafonía se anunciaba que en 10 minutos comenzaría la carrera.

Estuve trotando con viejos amigos, como Ángel Accino, pero como vi que comenzaban a aglomerarse corredores en la zona de salida me dirigí al arco.

Coincidí con Álvaro Illescas, otro clásico de las carreras populares con quien hacía mucho que no corría, o con Antonio Caba, que ayer se salió en la milla y hoy era sin duda uno de los favoritos de la prueba.

Le pregunté si serían 2 vueltas al circuito (pensaba que se mantendría el que conocía), pero me dijo que no, que se saldría tras dar una vuelta a la pista y luego se daría una vuelta al circuito bajando hasta el pueblo.

Me esperaba el típico circuito a 2-3 vueltas para no cortar el tráfico, que pese a que no me gustan tanto tiene la ventaja de que hace las carreras más estratégicas; la sorpresa fue grata, siempre prefiero circuitos a una vuelta y si son lineales, mejor.

Estaba en primera línea, aunque en el último momento me quedé tras Álvaro y otro muchacho que se metió tras la cinta; tampoco me importaba mucho, en la milla conocía el nivel y sabía que podía comenzar en primera fila sin estorbar, pero aquí no conocía a muchos.

La salida tuvo algún empujón y codazo, pero me abrí a la izquierda de la pista en primer lugar y a la derecha para quitarme de en medio en cuanto salimos de la primera curva.

O yo estaba muy lento o la gente había salido muy rápido, sobre todo los dos primeros corredores, que saliendo yo de la segunda curva ya habían pasado bajo meta.

Hubo varios corredores que se descolgaron, pero en general me vino bien retener en la salida, ya que llegaban muchos corredores fuerte desde atrás.

Aprovechando la bajada al salir del estadio apreté el ritmo para acercarme a un grupo y centré la vista en un corredor de camiseta roja que estaba a pocos metros.

La garganta me estaba matando, al igual que ayer (no habría curado aun), parecía que estaba bebiendo agua después de tomar mentol... era agobiante.

La carrera se estiró rápidamente y en la cuesta de calle Periodista Francisco Alba me adelantaron un corredor del Veteranos Club Atletismo Linense y un corredor de camiseta blanca con quien había estado trotando en la pista.

Se formaron un par de grupos y en los tramos de pendiente a favor los alcanzaba y los perdía en llano (en bajada apretaba para aprovechar la zancada y en llano mantenía el ritmo).

Poco a poco se me iban alejando, pero llevaba la distancia controlada por el GPS y aun no habíamos llegado al cuarto km; esperaba tener tiempo para remontar en la vuelta a la pista.

Llegando al ayuntamiento, tras casi un km manteniendo la posición, un corredor llegó con potencia desde atrás y me dejó con un palmo de por medio, pero tras unos metros, llegando al centro de salud, aceleré en la cuesta a sabiendas de que en breve tendríamos un tramo a favor.

Recuperé un par de posiciones y vi a lo lejos la camiseta de Ángel, ya totalmente fuera del alcance, otro corredor y al muchacho del linense, que había dejado atrás a los de su grupo.

Fui "recogiendo" a esos corredores y finalmente al muchacho, en el tramo de carretera que ascendía hacia el Molino de Batán, donde conseguí alcanzar al corredor de la camiseta roja, del San Pedro.

A la altura del Aqualand íbamos tirando los dos; teníamos a un corredor del Torremolinos a tiro e intenté acelerar, quedándose el compañero ligeramente atrasado, pero me salió mal...

En el giro a la derecha hacia el estadio ambos cambiaron de ritmo y me quedé en tierra de nadie, apretando los dientes para no perder la estela del corredor de San Pedro.

Ya en la pista, con el ácido láctico por las nubes me planteaba un sprint agónico, pero unos pasos rápidos por detrás y una voz me sacaron de mi ensimismamiento; ¡era Adrián Johansen!

El tío ya hizo un carrerón en la XXXIX Carrera Popular Feria de Mijas, está muy rápido y casi prefería mantener la posición con él a jugármela en el sprint y pinchar.

Pareció leerme la mente, ya que me propuso entrar juntos a meta, y eso hicimos. 

Desde que corrimos el Maratón de los Pacos en 2015 no acabábamos juntos una prueba y a este ritmo ya en varias distancias es él el que me deja atrás, tiene un gran futuro por delante.

Paré el crono en 24:43, quinta posición senior según la clasificación provisional cuando pregunté a Mariano y el equipo de cronometraje, siempre atentos a todo, mucho mejor de lo que hubiese imaginado.

Sin ser aun mi distancia y sufriendo, más por la sensación de ahogo a esos ritmos que por dolor muscular (que no hubo apenas), me lo he pasado muy bien.

Me despido con el análisis de la prueba, posiblemente hasta el viernes que viene si puedo escaparme a la cantera.

¡Un abrazo!

Lo mejor

-El que crea que el atletismo popular ha quedado relegado a un segundo plano con esto de la "burbuja running" no tiene más que venir a Torremolinos; cronoescalada, carrera popular y subida a la cantera gratuitas en una semana, ahí es nada.

-Me ha gustado mucho el circuito, con cuestas, bajadas, llanos y paisajes muy variados, una carrera muy entretenida

-Pese a ser gratuita, además de agua en el avituallamiento de meta tuvimos Aquarius vive; el que se queje es porque quiere.

A mejorar

-Nada que objetar, esta prueba es todo un ejemplo de éxito en la organización de una carrera popular, mi enhorabuena a todos los implicados, nos veremos el año que viene.

You Might Also Like

0 comentarios