Suscríbete para ser el primero en leer las novedades. ¡Es gratis!

XXXIX Carrera Popular Feria de Mijas

8/27/2017 11:20:00 a. m.


Casi 3 meses después de mi última carrera, la V Carrera Familiar de Fuengirola, vuelvo a la competición.

El verano ha transcurrido con bastantes entrenos, inicialmente duros (+100 km semanales) pero desde que me comunicaron que me quedaba fuera este año en el Spartathlon (llegué a estar en el puesto 14), fui bajando paulatinamente volumen e intensidad.

Al perder el objetivo del año mi motivación se fue deshinchando y aunque actualmente no tengo un objetivo que me llene, he ido apuntándome a varias pruebas para obligarme a entrenar "en serio" de nuevo y comprobar si las sesiones van dando sus frutos.

Y como no podía ser de otra forma, la primera cita ha sido la Carrera Popular de la Feria de Mijas, que por motivos laborales llevaba 2 años sin correr; sería mi décima participación en esta mítica prueba.

Más adelante vendrán la media maratón de Marbella (con el objetivo de un sub 1:20, que habrá que trabajar) y la Maratón de Málaga (con el objetivo de 2:49-2:52, que habrá que trabajar mucho), pero el escenario de mi vuelta a la competición pasaba por las empinadas calles de Mijas Pueblo.

Mis armas, las Nunche 2, que con más de 2100 kilómetros son uno de mis huaraches favoritos y por delante un circuito que, al no haber participado desde hacía 2 años, era novedoso.

La espera hasta que nos tocó correr en la categoría absoluta fue muy amena, con un tiempo de locura que nos roció de agua, nos abrasó de calor y nos volvió a empapar, las carreras de categorías inferiores y los reencuentros con amigos y compañeros.

Foto con el burrito de Mijas

Nos reencontramos con los compañeros del Mijas, por supuesto, de Cártama, de San Pedro... y con compañeros del Club Atletismo Fuengirola esparcidos por la geografía nacional, como Pascal Libert, uno de mis compañeros durante el Reto 360º Solidarios de 2015, que al trabajar en Ibiza no veía desde la Integral Nocturna de la Sierra de Mijas.


Pese a que la prueba sigue siendo popular (por el precio), la calidad de los atletas de primera línea de salida una vez formamos el corralito era inmensa, por no hablar de los invitados de honor... Pedro Nimo, Khalil Rmidi, Javier Díaz Carretero, Nuria Lugueros... espectacular pasillo para recibir a atletas de calidad internacional.

Ya preparados para el bocinazo de salida deseé suerte a los compañeros que tenía cerca (Claudio, recuperado de su lesión de rodilla o Fran Merino, entre otros) y me lancé a correr rodeando la Plaza Virgen de la Peña.

Avanzamos ascendiendo el Carromato, donde un corredor estuvo a punto de caer de lado al coger la curva justo delante mía, obligándome a frenar de golpe y tras sortearlo arranqué de nuevo sobre el empedrado.

Llevaba meses sin hacer series o cambios de ritmo y el suelo mojado y empedrado por zonas no son el mejor aliado para correr con hauraches, por lo que en la primera vuelta me encargaría de buscar una posición cómoda para correr y probar qué zonas me permitían correr mejor; si me quedaban fuerzas, ya apretaría en la segunda vuelta.

La carrera se fue estirando por Calle Málaga; algunos me adelantaban y a otros los adelantaba yo y ya al llegar al giro a la izquierda hacia Calle Charcones comencé a ganar posiciones.

Aceleré con el objetivo de llegar con espacio a la bajada, pero mis perseguidores también apretaron y tuve que hacer un poco de zigzag en la bajada, donde pude apretar un poco el acelerador y distanciarme del grupo en el que iba.

Quizás aceleré de más, ya que me costaba mantener el ritmo en el ascenso a la muralla, pero ya tenía a la vista a Fran y no veía llegar a Salva, corredor promesa con mucho recorrido con quien estoy entrenando actualmente cuando podemos cuadrar horarios, así que el cambio de ritmo en la bajada no había sido tan mala idea.

Llegando a la plaza de toros registré el pico de pulsaciones de la prueba, el más alto que recuerdo en años (en mi penúltima prueba de esfuerzo, hace 3 años, alcancé las mismas pulsaciones), 188, por lo que aproveché la bajada para coger aire, mantuve el ritmo en el repecho hacia el carromato y en la siguiente bajada hacia la plaza me propuse alcanzar a Fran.

Seguía con un ritmo desbocado y los cuadriceps me quemaban (sufro mucho más en pruebas tan cortas que en una media maratón, al poder dosificar mucho mejor el esfuerzo), pero ya solo quedaba una vuelta.

En el segundo ascenso al carromato fui yo el que tuvo un susto al resbalar un poco, por lo que puse mucha más atención en los giros y los cogía con más cautela, aunque ello implicase perder un segundo.

Tenía a la vista a Adrián Johansen, un corredor muy joven que cada vez tiene una mayor progresión y me estaba sorprendiendo muy gratamente, pero como aun tenía gasolina, me lancé a por él mientras lo seguía otro muchacho joven.

El transcurso por el interior del pueblo me fue más cómodo en esta segunda vuelta, tenía más espacio por donde correr y sabía por donde pisar, por lo que no tuve problema en mantener la posición.

Alcancé al corredor joven, al que reconocí nada más ponerme a su par (era Ibrahim Buras, un crack del mijas que dará que hablar en unos años) y le animé a apretar un poco el ritmo, ya que comenzaba a quedarse atrás.

Llegamos juntos a la plaza de toros pero en la bajada acabó descolgándose, mientras Adrián, cada vez más a la vista pero fuera del alcance de mis piernas, volaba bajo.

Bajé a todo gas la cuesta del carromato, pero ya daba por imposible cogerlo, así que me esforcé por mantener la posición aguantando el ritmo hasta la última curva y apretando en meta.

Crucé en 15:33, a un ritmo medio de 3:51, con muy buenas sensaciones y un resultado que para lo que he estado entrenando es mucho más bueno de lo que podía esperar, 18º absoluto de 687 inscritos y 5º senior de 52 corredores.

Algunos de los compañeros de club tras finalizar la prueba
A día de hoy, lunes 28, he podido correr una hora bajo la tormenta a ritmos cercanos a 5 min el km sin dificultad, no tengo molestias ni agujetas y me encuentro fenomenal, así que puedo concluir que el inicio de temporada ha sido muy bueno.

Enhorabuena a Adrián y Salva por sus respectivos carrerones y podios, ¡como vienen estas generaciones!

Ahora toca luchar para que todo sea mejorar, retomamos los entrenamiento de calidad, las competiciones y las crónicas, así que estaremos en contacto.

¡Hasta la próxima!

Lo mejor

-El ambiente de fiesta que se vive en Mijas durante toda la jornada, fomentando el atletismo y sus valores desde prebenjamín hasta superveterano.

-La organización, volcada con el corredor, que hasta última hora estuvo revisando el recorrido para que todos los tramos fuesen seguros.

-La post carrera, con avituallamiento completo (agua, isotónica y fruta), premios para todas las categorías, sorteos...

A mejorar

-Realmente le queda poco que pulir a la prueba, con todo lo que ofrece el precio es simbólico, los horarios se ajustan lo mejor posible para que aunque haya incidencias las salidas no se retrasen demasiado y hay sensación de fluidez en todo momento, personalmente tengo que dar la enhorabuena a la organización.


You Might Also Like

0 comentarios