Ir al contenido principal

Análisis Enix V2


Características:
Grosor suela: 10 milímetros
Drop: 0 milímetros
Peso: 165 gramos
Adquirida el: 15 de Octubre de 2015


Primeras impresiones tras 162 kilómetros:

Como primer colaborador del Reto 360º Solidarios, los compañeros de Enix Sandals cedieron dos modelos de huaraches, con los que pienso realizar el mayor número de kilómetros posibles en mi aventura solidaria de 700 kilómetros por la provincia de Málaga.

Además, todos los beneficios que obtengan del 11 al 21 de noviembre irán destinados a la Fundación Cudeca, por lo que si queréis probar o renovar algunos de sus modelos, estaréis contribuyendo a la causa si los compráis durante la duración del reto.

Uno de los modelos que me han cedido son las Enix V2, diseñadas en y para la montaña, y que he estado testando exhaustivamente durante estas semanas previas al reto

Este modelo comparte suela con las Luna Sandals Oso, de Vibram Claw, una suela que proporciona una gran tracción en terrenos técnicos, pero entre otras diferencias, desaparece el nudo del anclaje delantero, lo que promete incrementar aun más si cabe la durabilidad del huarache.


Vibram Claw, junto a las Vibram Tank las mejores suelas que he probado
En este modelo, la suela va acompañada por una media suela de EVA de 5 milímetros y un footbed de cuero; 165 gramos en talla 43, en 10 milímetros de huarache.


211 gramos las Oso, 165 su modelo homólogo en Enix
Pese a que comparte suela y grosor con el modelo estrella para carreras técnicas de montaña de la marca americana, las sensaciones al calzar las Enix V2 son bastante diferentes.

El modelo es bastante más blandito, flexible (este aspecto me gusta más en las Enix V2) y el ajuste no tiene nada que ver, siendo, como en las Enix 080, de click, rápido, sencillo y eficaz.


El modelo, recién sacado de la caja
Actualmente mis V2 difieren bastante de estas primeras imágenes, fruto de varias tiradas por terrenos entre medianamente técnicos y muy técnicos, como algunos descensos por la Sierra de Mijas, Sierra de Castillejos y los Parques Naturales de Alcornocales y el Estrecho.

Fue el modelo que elegí para participar en el I Euráfrica Trail, donde salvo en los terrenos más complicados en bajada me fueron muy bien (aunque en zonas con zarzas y elementos abrasivos si que eché de menos la protección de unas zapatillas).

Así han quedado tras los primeros entrenamientos y competiciones con ella:


El footbed, totalmente adaptado a mis pies, con el cuero algo dañado por el sudor

La suela, sin embargo, ha salido totalmente indemne pese a la tralla que ya ha soportado


El modelo, camino a los 200 kilómetros
Sobre todos los terrenos en los que las he calzado, a excepción de zonas con mucha piedra suelta y roca mojada, el rendimiento ha sido excelente.

La adaptación del modelo ha sido realmente rápida, estando en cuestión de 3 salidas el footbed adaptado a mi pie, así como el ajuste, que he perfeccionado en cuestión de pocas horas.

Le queda muchísima vida útil, siendo el modelo que llevaré este fin de semana en los 99 kilómetros del I Ultra Líbar Adventura, así como en la mayor parte de los 700 kilómetros y 35.000 metros de desnivel acumulado del Reto 360º Solidarios.

Conforme aumente el kilometraje con ellas iré añadiendo las actualizaciones a esta entrada, de momendo, me despido con lo mejor y peor del modelo hasta la fecha; ¡os mantendré informados!

Lo peor:

-Durante subidas prolongadas con pendientes muy elevadas he notado algunas molestias en los talones, lo que me ha obligado a parar para reajustarmelas sobre la marcha, siendo todo un fastidio en competición.

-El cuero del footbed se está cuarteando rápidamente, sobre todo en la zona de los talones.

-En relación con el footbed, en comparación con otros materiales, como el MGT de las Oso, o el Cromtex, de los modelos de Pies Sucios, pierde bastante adherencia entre el pie y la suela, siendo un problema considerable en días lluviosos.

Lo mejor:

-El modelo presta unas grandes prestaciones a un precio más que asequible en comparación con los demás modelos de huaraches especializados en montaña que he probado hasta la fecha.

-La durabilidad de la suela es fenomenal, lo que unido a la desaparición del cordón del anclaje hace deja en manos de la durabilidad de las correas la vida útil de las zapatillas, pudiendo cambiarse en caso de desgaste (por ahora, nulo).

-No se sacrifica en absoluto la protección ni la tracción de modelos como las Oso, pese a ser casi 50 gramos más ligeras y bastante más flexibles, lo que hace muy cómodo correr con ellas.


Comentarios

  1. Es admirable correr con unas zapatillas que parecen unas chanclas de la playa y, sobre todo, meterles tanta tralla... yo respeto quien, como tu, practica el running minimalista aunque yo no me veo llevándolas... y valoro que tiene más mérito correr en esas condiciones...sigue así campeón y, ya sabes, cuando quieras, mi blog te espera

    http://runningmiestilodevida.blogspot.com.es/

    Un saludo desde Cádiz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me ha encantado tu comentario Juan Antonio!

      Hay mucha gente que piensa lo de las "chanclas de la playa", pero pocos lo dicen jajaja

      Realmente en este caso las apariencias engañan, pero no es algo que haya que probar, si uno corre cómodo y sin lesiones, lleve zapatillas de la marca que sea, botas o huaraches, mejor no cambiar.

      En la mesa redonda del Euráfrica Trail tuve el placer de compartir ponencia con Iván Vivo y Rubén Delgado, atletas enormes que corren con calzado tradicional, y hablando de los huaraches con los que correría la prueba tengo que coincidir con ellos en que, por ejemplo, no me metería en el Mont Blanc con ellos, por poner un ejemplo, ya que nunca he corrido por esos caminos hasta la fecha ni sorbe nieve con huaraches, y hacerlo de un día para otro sería una temeridad...

      Pero si uno está acostumbrado, lo entrena y se siente cómodo, ¿por qué no?

      ¡Un abrazo campeón!

      Eliminar

Publicar un comentario