Suscríbete para ser el primero en leer las novedades. ¡Es gratis!

Opinión personal sobre la FEDME y el debate del minimalismo

4/07/2015 03:45:00 p. m.



El debate sobre el minimalismo en las carreras de montaña está más candente que nunca, y por fin, quizás espoleada por la respuesta de este colectivo, cada vez más numeroso (que ha dado origen al nacimiento del hastag #vaportiFEDME y a una iniciativa en change.org), la FEDME ha comenzado a moverse.

De momento no hay cambios, aunque matizan que en ningún momento han prohibido este calzado (la ambigüedad del reglamento, obsoleto en este aspecto no ha ayudado), pero se muestra interés en evitar conflictos y cambiar la situación.


Obviamente, como corredor minimalista, me posiciono del lado de este colectivo, pero me gustaría compartir mis experiencias en este debate de la manera más objetiva posible, motivo por el cual creo este artículo.

Como dice el señor Larrañaga, coincidiendo con mi experiencia en todos los lugares donde he corrido hasta la fecha (21 trails entre la temporada actual y la anterior en 5 provincias andaluzas), no se prohibe a ningún corredor la participación en una prueba por querer llevar calzado minimalista, pero sí que he presenciado discusiones acaloradas sobre si es una locura o no correr con algunos tipos de calzado minimalista en algunas pruebas.

Por poner un ejemplo de como pienso que se actuó correctamente, Peri, en la II CxM Sierra Blanca (una prueba preciosa que recomiendo a todos), recomendó a mi amigo Matt, corredor huarachero, en "petit comité" y antes del comienzo de la prueba, que recapacitase sobre si llevar o no otro tipo de calzado en la prueba, le expuso a qué se arriesgaba y le informó de la dureza del terreno, en tono cordial y preocupándose por su seguridad.

Matt, que entrena a diario por esas veredas, agradeció el interés y reivindicó su postura, acabando ahí el asunto, pero he escuchado testimonios de corredores a los que les han llegado a decir que en caso de accidente ni la organización ni el seguro se hacían responsables.

Si yo pago el mismo precio en la inscripción que un corredor que lleva el pie cubierto, ¿no tengo derecho a recibir el mismo trato cualquier otro corredor si, desgracias de la vida, sufro un accidente? 

Estando más acostumbrado a correr con calzado minimalista, ¿debo exponerme a sufrir una torcedura o sobrecarga corriendo con un calzado con el que no me siento cómodo y no estoy acostumbrado a llevar, para que en caso de accidente me cubra el seguro que yo mismo pago al inscribirme?

En el caso de Sierra Blanca, casualidades de la vida, las Skechers Go Bionic Trail con las que había competido en el Andorra Ultra Trail Mític, Ultra Sierra Nevada y las 24 Horas Solidarias La Breña Xtreme, entre otras pruebas, se vieron dañadas en la membrana durante el transcurso de la carerra, dificultándome muchísimo los tramos técnicos, ya que además de entrarme tierra y piedras en las zapatillas continuamente, perdí totalmente la estabilidad.

Si a los jueces se les instruye para que simplemente se fijen en si el corredor lleva zapatillas o calzado minimalista (entre otras cosas), ¿se garantiza en mayor medida la seguridad de los corredores?

Las zapatillas me habían venido fenomenal en varios cientos de kilómetros por todo tipo de superficies, pero ese día tuve mala suerte y llegué así a meta:



Tardé dos horas más que Matt en llegar a meta (estando a un nivel muy similar) y hubo momentos en los que lo pasé realmente mal, mientras que él con sus Luna Sandals disfrutó de cada zancada y no tuvo problema alguno; ¿quién corrió más seguro durante la prueba, una de las más técnicas de Andalucía?

Recientemente, en un artículo en Carreraspormontaña.com, el señor Larrañaga afirmó que "el material obligatorio son las zapatillas con buen agarre..." "...Pero no se prohíbe nada, es como llevar cortavientos u otros materiales obligatorios"

Personalmente veo una contradicción muy grande en ese párrafo, las zapatillas son material obligatorio, pero no se prohíbe nada...

Salvo que entren dentro de la definición que tiene la FEDME de "zapatilla" calzado tipo huarache, Fivefingers, albercas, sandalias de fabricación propia y en definitiva, calzado minimalista, sí se está prohibiendo al colectivo que los calza de forma habitual competir con ellos.

Que luego pase como con los controles de material "obligatorio", que nunca se llevan a cabo o se haga la vista gorda, es otra historia.

En dos años corriendo por montaña jamás he presenciado un control de material durante la carrera, y sí a corredores que tras entrar al corralito de salida y delante de los jueces, pasaban a un acompañante de entre el público parte (o la totalidad) del material que le acababan de inspeccionar.

Compañeros de la FEDME, eso es lo que hay que cambiar, si queremos mejorar la seguridad, es necesario controles más exhaustivos, en salida y meta, puntos intermedios... o como ustedes, que son los expertos, determinen.

Nos estamos centrando en qué calzado es "mejor" para correr cuando luego hay corredores que se meten en alta montaña sin llevar un cortavientos en condiciones, manta térmica y en ocasiones ni si quiera material para portar agua, por no hablar del corredor de asfalto que de un día para otro y sin pasar si quiera por la distancia de maratón se mete directamente en un ultra.

Tomar medidas para remediar esta situación si es, desde mi punto de vista, velar por la seguridad de los participantes en las carreras de montaña, y no entrar en debates sobre si se puede o debe correr con un calzado u otro.

Todos queremos disfrutar corriendo, y a todos nos duele hacernos daño, sabemos qué nos va mejor y qué nos va peor.

Recientemente iba a participar en el Ultra Trail Tabernas Desert con las Luna Sandals Oso, pero durante un simulacro de carrera de algo más de 6 horas me rompí una uña en un tramo técnico por la Sierra de Mijas.



Me curé la herida, acabé el entrenamiento y me replanteé el calzado con el que iba a participar en la prueba, al notarme aún falto de técnica para afrontar una prueba tan larga con un calzado con el que apenas llevaba corriendo 200 kilómetros.

En este punto quiero hacer hincapié en que nosotros mismos, como corredores, no debemos caer en modas ni audacias, necesitamos más autocrítica.

Vale, te gusta el diseño del calzado "x", te lo pruebas y te sientes cómodo... pero no te metas directamente a competir con él, y menos si de correr con calzado amortiguado pasas a correr con calzado minimalista.

Respeta las transiciones, ve poco a poco y podrás disfrutar durante mucho tiempo de tu nuevo calzado, pero no quieras comprarlo y correr un ultra la semana siguiente, como conozco a algunos que hacen.

Con respecto al pie y a la prueba, una membrada de tela de pocos milímetros tampoco me hubiese salvado de romperme la uña, y finalmente participé en Tabernas con las Merrel Trail Glove 3, una zapatilla de 11 milímetros y 0 drop con la que seguramente ningún árbitro os ponga pegas a la hora de participar en un trail, ya que como tienen membrana y estéticamente parece una zapatilla amortiguada, nadie te va a decir nada.

Echo en falta en este aspecto formación sobre qué es el calzado minimalista, ya que muchos creen que hace falta llevar algo "raro" en los pies para que sea minimalista, cuando unas botas de fútbol sala normales y corrientes también lo son.

Aunque me he formado al respecto no soy un experto, pero quiero aportar como definición de calzado minimalista propia, aquel cuyo grosor de suela no exceda los 12 milímetros, no presente diferencia de altura entre la punta y talón y permita un movimiento natural y cómodo del pie, ofreciendo la protección esencial para disfrutar de la locomoción.

En el Ultra Trail Tabernas Desert, como en el Ultra Sierra Nevada y otras pruebas, no solo no nos pusieron trabas a los corredores minimalistas, sino que corríamos en una categoría propia, fomentando así el acercamiento a la montaña de nuestro colectivo, al que parece que no se quiere en otras pruebas, según leo muchas veces en las redes sociales.

Quiero acabar el artículo en este punto para no divagar, ya que pienso que mi opinión está más que clara (aunque son como los ombligos, todos tenemos la propia), y me gustaría, como atleta que soy y de forma totalmente subjetiva en este caso, enviarle un mensaje a la FEDME:

Señores y señoras responsables de la FEDME, soy corredor, amo la montaña y hay varias cosas que me inquietan con respecto a correr por la misma:

En primer lugar, el sentirme seguro en la montaña y saber que los corredores que me acompañan lo están; si hay controles de material por motivos de seguridad establecidos en el reglamento, que no se queden en el papel.

En segundo lugar, la montaña está convirtiéndose en lugar de paso de decenas de miles de corredores, algunos de los cuales, en una falta total de civismo, vierten todo tipo de residuos en el recorrido sin ningún pudor; llevad a cabo medidas para controlar este aspecto, castigad a los infractores con multas para pagar la limpieza de esos senderos y caminos si es necesario, o tomad las medidas oportunas, pero necesitamos cambiar esta situación.

En tercer y último lugar, aplaudo vuestra iniciativa de recabar la información de expertos con respecto al tema del minimalismo, aguardamos con ganas el veredicto; sabed que con vuestro permiso o no, vamos a entrenar y correr por el monte libremente con lo que queramos en los pies, pero a los que nos gustan las carreras nos gustaría seguir sintiéndonos uno más en las mismas independientemente del calzado que usemos.

Espero sinceramente que este artículo haga reflexionar a más de uno, me ha llevado varias horas confeccionarlo en un periodo en el que no ando precisamente sobrado de tiempo, pero si consigo contribuir a esclarecer este debate sobre el minimalismo y aportar mi punto de vista como atleta al respecto, estoy más que satisfecho.

¡Nos vemos corriendo!

You Might Also Like

6 comentarios

  1. Buen artículo pero debo puntualizar que unas zapatillas de fútbol sala no pueden ser consideradas como minimalistas puesto que tienen la horma muy estrecha en la punta y no permiten la movilidad de los dedos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso tienes razón Suliman, desde luego como calzado para correr no permiten el movimiento más cómodo del pie, pero tenemos interiorizado por lo general de que lo que hace minimalista a un calzado es una forma "poco convencional", cuando lo realmente importante está en si permite o no trabajar la musculatura del pie de manera natural y adecuada.

      ¡Buen apunte!

      Eliminar
  2. aparentemente tienen los oídos abiertos a escuchar, deberíamos intervenir ya que parece que quieren oírnos, aparentemente, y que conozcan nuestro punto de vista, desde el propio minimalista y no desde elucubraciones teóricas, que es lo que parece hasta ahora, y que no nos digan que no aceptamos su propuesta, yo voy al tajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo José Antonio, desconozco si hay cauces de comunicación ya abiertos o piensan abrirlos en breve, pero desde luego el diálogo es necesario, ni ellos deben imponer sus normas ni nosotros tomarnos la justicia por nuestra mano, ha de haber consenso.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. Esto es del reglamento de la prueba de la copa de España de Chandrexa y cto gallego:
    "10. Para participar en la prueba cada deportista deberá llevar consigo el material siguiente:
    - Zapatillas de trail running con buen agarre, suela con dibujo y parte superior con elementos de fijación que mantengan la zapatilla bien sujeta al pie y que lo proteja enteramente hasta debajo del tobillo"
    En este caso no es tan ambiguo y las sandalias ya las descartaría.
    Coincido con tu opinón.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Nada que objetar a tus argumentos. Personalmente me da bastante igual el que quiera correr con una zapatilla normal, con calzado minimalista o con las sandalias. Todos son corredores, todos son montañistas y pueden realizar la práctica como les de la gana siempre que respeten el medio ambiente, y unas normas básicas se seguridad. Pese a todo, el tema del minimalismo entra en controversia porque el ser humano "actual", no está adaptado a volver a correr como en sus orígenes, de ahí que haya tanto recelo a este tipo de movimientos. Sin embargo, hacen una normativa ambigua que les permite seguir sacando dinero a todos los corredores, corran con lo que corran en los pies, mientras que por la espalda te dan puñaladas traperas. En fin, cada cual que corra como quiera pero, para terminar, que todos entren en la misma categoría: corredores. Un saludo.

    ResponderEliminar