Ir al contenido principal

Análisis Asics Novablast 2

 

Características:

Grosor suela: 38 milímetros 
Drop: 8 milímetros
Peso: 293 gramos
Adquirida el: 18 de agosto de 2022
Primeras impresiones tras 92 kilómetros:
Llevaba tiempo buscando una zapatilla de entrenamiento para diario, ya que mi modelo habitual, las Adizero Adios 5, hacía ya varias semanas que había superado los 2.000 kilómetros y ya notaba que acababa cargadete tras rodajes suaves.
Quería algo más amortiguado, ya que llevo tiempo entrenando con zapatillas más ligeras con las que compito, así que buscaba algo que me mantuviese la musculatura y me durase cuantos más kilómetros mejor.
Tras preguntar a varios amigos, la decisión final estaba entre las Nike Invincible Run y las Asics Novablast 2, pero al final, por la mejor durabilidad de las segundas frente a las primeras (y por el precio, para qué nos vamos a engañar), me decanté por las japonesas frente a las americanas.
Las encontré en oferta en la propia web de Asics, así que por facilidad de cambio de talla y devolución por si no me convencían, las pedí por ahí.
Me gustaban más los modelos en verde o negro pero tardé una tarde en decidirme a comprarlas y al final, de la que creía que era mi talla, solo quedaba el color azul, pero bueno, es lo de menos.
Unos días más tarde las recibí en casa y me quedaban fenomenal en la talla elegida (44.5), amplias en la horma pero justas de largo, pudiendo meter un dedo en el talón sin mucha dificultad.
Me parecieron un poco armatostes al calzármelas, al estilo las Ultraboost de Adidas y ciertamente, muy blandas, notaba como me hundía un poquito al caminar con ellas, el Flytefoam Blast me recordaba al ZoomX de las Vaporfly, a su manera.
 
  

 
A la mañana siguiente tenía un rodaje sencillo, de 45 minutos a 146 pulsaciones y allá que salí con ellas.
Tenían un tacto muy blando y rebotón, pero mentiría si no dijese que acostumbrado a correr con zapatillas de en torno a 200-250 gramos (habitualmente rodaba con las Type A9 o las Adios 5), estas zapas y sus casi 300 gramos se me hacían pesadas.
Me notaba un poco torpe con ellas pero imaginaba que todo sería hacerse, ya que tienen bastante reactividad y me recuerda la sensación de ir elevado y con tanta amortiguación a las "super voladoras" con placa de carbono.
En giros cerrados las noto un poco inestables, no al nivel de las Vaporfly, pero hay que andarse con ojo, al igual que sobre mojado y sobre arena, en el paseo marítimo hay muchas zonas con arenilla suelta y mientras que con otros modelos no he tenido problema, las Novablast 2 pierden bastante tracción en esas zonas.
Sin el impulso de la placa, claro está, cuesta más trabajo moverlas, pero creo que es más psicológico que físico, ya que la sesión la acabé a un ritmo medio de 4:15 y con las piernas como si apenas hubiese corrido.
Las he estado usando durante dos semanas para rodajes controlados por pulso (o 139 o 146, según el objetivo de la sesión) y al final ha sido cosa de días acostumbrarse al peso y tamaño, ya que de hecho el miércoles 25 rodé con ellas a un ritmo medio de 4:12 a 146 pulsaciones, dejándome llevar.
Parecerá una tontería o a lo mejor es que estoy más fuerte que hace unas semanas, pero llego con las piernas más enteras a los entrenamientos y me noto recuperar antes de las series de calidad.
Además, el domingo pasado en la carrera de la feria de Mijas, al calzarme las Vaporfly, que son casi 100 gramos más ligeras en la misma talla, me notaba ágil y ligero ya desde el propio calentamiento, mientras que cuando usaba zapatillas más ligeras para entrenar, tardaba un poco en acostumbrarme a ellas.

Así se encuentran tras 92 kilómetros:




 
Estas son mis impresiones por el momento:

Lo peor:

-Para mí lo peor es el agarre, es pobre cuando hay arenilla suelta en las losas del paseo y muy preocupante en mojado, los días de lluvia no me planteo usarlas.

-Con la doble malla de jacquard, para correr con ellas en verano tienes que llevar calcetines finos y transpirables y aun así pasas calor.

-Se sienten pesadas y torpes los primeros días, si se pudiese recortar algo de suela para aligerar peso en futuras iteraciones, creo que les vendría bien.

Lo mejor:

-El Flytefoam Blast de la mediasuela es realmente blando, casi al nivel del ZoomX me atrevería a decir, lo que ayuda a recuperar en los rodajes suaves.

-Pese al peso y grosor de suela, la zapatilla tiene bastante reactividad, por lo que para según qué pesos y ritmos puede servir también para tiradas de tempo, dándole más versatilidad.

-Por el momento, coincidiendo con lo que he leído sobre el modelo, parece que la durabilidad de las mismas puede superar los 1.000 kilómetros, así que espero amortizar con creces su precio de 98 euros en la web oficial de Asics (ahora mismo tienen un descuento de 42 euros).

Espero actualizar de aquí a unas meses para traeros mis impresiones cuando les haya metido más tralla ;)

Comentarios