Ir al contenido principal

Análisis Adidas Adizero Adios 5

 


Características:
Grosor suela: 26 milímetros 
Drop: 10 milímetros
Peso: 247 gramos
Adquirida el: 2 de septiembre de 2021
Primeras impresiones tras 140 kilómetros:
Antes de nada he de comenzar pidiendo disculpas, ya que cuando he ido a buscar las fotos de las zapatillas recién sacadas de la caja no he conseguido dar con ellas, así que pondré unas que he encontrado en internet.

No es lo mismo, pero al menos os podéis hacer una idea de como son de kilómetro 0.

Sinceramente no esperaba comprar estas zapatillas, pero me fue tan bien con las Adizero Adios 4 (tengo aun un par de hecho, con algo más de 1000 kilómetros) que cuando las vi a 65 euros, con gastos de envío incluidos, no pude evitar la tentación de hacerme con ellas.

No buscaba nada especial, solo una zapatilla para destrozar a kilómetros en las tiradas a ritmos cercanos a 4:30 min/km y por mi experiencia con la gama Adizero, debían ser una buena elección.

Así se encuentra un modelo a estrenar, que por cierto, marca 247 gramos en la báscula en la talla 45 2/3, 22 gramos más que su predecesora pese a tener mucha menos cantidad de boost, sustituido aquí por lightstrike.




La diferencia de peso es irreconocible al calzarlas y se tiene la misma sensación de zapatilla voladora que con las Adios 4, ya que vas bastante pegado al suelo, manteniendo los 10 mm de drop y es una zapatilla que se siente ágil.

Es una zapatilla con la que aun no he hecho trabajo de series, pero cuando he querido apretar en el último kilómetro de algún entrenamiento ha respondido muy bien, por lo que creo que para un corredor ligero como yo, que rondo los 66 kilos, irá genial en distancias cortas y hasta media maratón.

Quizás incluso maratón, pero desde que recientemente he probado las zapatillas con placa de carbono, prefiero esas armas para larga distancia, no solo por la placa, sino porque tengo la sensación de que las piernas aguantan mejor el paso de los kilómetros con ese tipo de zapatillas.

Pero bueno en mi caso las uso como zapatillas intensivas de entrenamiento, y así están de momento, tras 140 kilómetros de uso:




Estas son mis impresiones por el momento:

Lo peor:

-Para tener menos boost no entiendo el aumento de peso, aunque es impercetible, pero hubiese sido mejor recortarle gramos en lugar de sumárselos.

-Por lo general el precio es superior a los 100 euros, así que sin promoción, hay alternativas más interesantes.

-Se ensucian con mucha facilidad.

Lo mejor:

-Muy buen agarre en mojado.

-Se nota el torsion sistem a la hora de coger giros cerrados a gran velocidad, ya que es una zapatilla estable que transmite buena sensación de control.

-Tiene visos de llegar a la durabilidad de sus predecesoras, con las que hice más de 2000 kilómetros con el modelo azul y he superado los 1000 con el modelo de color negro.

Por el momento esto es todo, prometo hacer copia de seguridad cada vez que fotografíe zapatillas nuevas ;)

ACTUALIZADO EL 29/11/2021 TRAS 564 KILÓMETROS
He estado usando esta zapatilla para entrenamientos "normales" desde septiembre en rodajes y tiradas largas, a un ritmo medio de entre 4:20 y 4:40 minutos el kilómetro y han acumulado una barbaridad de kilómetros en este trimestre.

Inicialmente no me convencía mucho el modelo, ya que para mi las Adios 4 era el mejor modelo que había calzado por comodidad, calidad y precio, pero sin darme cuenta, cuando tenía que coger una zapatilla por la mañana para esos rodajes del día a día, inconscientemente, siempre volvía a las Adios 5.

De hecho, hace un par de semanas usé un día mi segundo par de Adios 4 y comparándolo con este, decidí jubilarlas directamente, ya que el agarre es mucho mayor en este modelo (el otro par ya pasa de los 1.000 km, detalle importante) y me resultan mucho más cómodas ahora que las tengo domadas.

No he llegado a hacer con ellas entrenamiento de calidad, ya que para ello prefiero emplear las zapatillas con placa de carbono, pero como voladoras que son, imagino que irían bien también, por lo que al precio que me hice con ellas no creo que otra zapatilla pueda aportar tanto.

Era escéptico en cuanto a la durabilidad del lightstrike frente al boost, pero es un compuesto que, por lo que he visto hasta el momento, poco tiene que envidiarle a su predecesor.

De este modo lucen las zapatillas tras la paliza que llevan encima:





Pasemos a una valoración más específica:

Precio: Me costaron 65 euros en la propia web de Adidas, imagino que las querrían liquidar antes de sacar la trifecta de Boston 10, Adizero 6, Adios Pro 2 y las ilegales Adizero Prime X.

Agarre en montaña: Por montaña como tal no las he usado, en senderos se desenvuelve muy bien para ser una zapatilla asfaltera.

Agarre asfalto: Fenomenal, de los mejores que he usado, son muy estables y agarran de diez.

Agarre en mojado: Corriendo sobre asfalto mojado sin problemas, sobre superficies lisas no van mal pero hay que andarse con ojo.

Desgaste: El desgaste como tal en este momento es casi imperceptible, se ensucian que da gusto pero tardan en estropearse.

Impermeabilidad:
 Ninguna, el agua cala con facilidad, pero si la lluvia es fina no se encharcan.

Transpirabilidad: Excelente, la refrigeración es muy buena.

Flexibilidad: La parte superior es relativamente flexible, de medio pie a talón es más firme.

Protección: Fenomenal, mejor incluso que las de su predecesora.

Amortiguación: Para mí, que peso 65 kilos, de sobra pese a ser zapas voladoras, yo les quitaría aun más grosor de suela para ganar en ligereza.

Valoración personal: 9/10

La recomiendo para: Corredores que busquen una zapatilla para el día a día, sobre todo si suelen correr por debajo de 4:40 min/km.

No la recomiendo para: Corredores pesados o que suelan rodar a ritmos superiores a 4:40 min/km, ya que encontrarán una mejor aliada en las Boston, por ejemplo, que cuentan con más amortiguación.

Comentarios