Suscríbete para ser el primero en leer las novedades. ¡Es gratis!

Primeras impresiones Rodillo Bkool Classic

4/15/2015 07:20:00 p. m.


Características:
Emisión de ruidos: 75 decibelios a 4000rpm, moderada
Tamaño: 586 x 610 x 412 milímetros
Peso: 11700 gramos
Comprado el: Marzo de 2015

De la mano de Fernando Carmona, autor de Sopa Para Correr estrenamos sección en elcorredorerrante.com, añadiendo ciclismo a los múltiples análisis de material que venimos de forma conjunta desde hace algún tiempo.

No soy ciclista, como sabéis, pero he tenido mis flirteos con el triatlón (que pienso acrecentar conforme se acerque el verano) y ya que tanto el como yo pasamos muchas horas encima de la bici, hemos pensado compartir con vosotros nuestras experiencias con el material que tenemos actualmente.

Esta revisión es toda suya, ¡disfrutadla!

Con la mente puesta en el Half Triatlon de Sevilla, adquirí el pasado mes el rodillo interactivo Bkool, la versión Classic de segunda mano por un precio de 212’50€. 

Nuevo vale 390€ y también existe una versión superior a este rodillo, que suena y pesa menos, la versión Pro, que podemos encontrar por 523€ e incluye la suscripción Premium durante un año al servicio Bkool. 

Este rodillo va conectado a la corriente y al ordenador y presenta un dispositivo ANT+ que nos permite vincular pulsómetro y sensor de cadencia. 



Por sí solo, el rodillo sirve para poco, ya que no puedes regular la resistencia a no ser que esté conectado al ordenador (la resistencia es autorregulada en función de la pendiente del terreno), por lo que no podremos llevarlo a competición y utilizarlo para calentar, a no ser que nos conformemos con la resistencia básica (o nula) que ofrece; en cambio, al conectarlo al PC, descubrimos el paraíso en el mundo del entrenamiento indoor. 


Soporte del rodillo para la rueda delantera



Con el rodillo Bkool podremos realizar cualquier ruta del mundo, cargar las nuestras en formato .gpx, competir contra amigos, inscribirnos en ligas interactivas y mucho más; presenta una red social muy trabajada. 

A esta red social podremos acceder con otros rodillos de la marca Elite, pero eso sí, deben tener esta opción, y por lo general suelen ser muy caros. 

A los pocos días de comprarlo, me aventuré a pagar por la suscripción Premium (10€/mes, 98€/año). Sinceramente merece la pena. 


Sin la suscripción Premium no podrás acceder a las rutas en 3D ni a las grabadas en vídeo, solo podrás ver un mapa parecido al ofrecido por google maps y un punto que te señala tu posición; tampoco podrás competir online ni configurar los planes de entrenamiento que Bkool te ofrece. 

Una de las curiosidades, y parece ser que solo se puede hacer en la versión Classic, es utilizar el Bkool sin conexión a internet. 

Mi método es el siguiente, configuro el móvil como router portátil, me meto en el programa de Bkool, cargo la ruta y ya desconecto los datos; el rodillo habrá cargado la ruta perfectamente y podremos entrenar con normalidad. 

Un aspecto a tener en cuenta es el desgaste que produce en la cubierta trasera de la bicicleta, que en pocos días de uso se la ha comido. 

Si vas a comprarte este rodillo, mi consejo es que tengas una rueda de repuesto o una cubierta especial para rodillos. 

En mi caso, no tengo rueda, y cada vez que salgo de ruta, tengo que cambiar la cubierta de la bici ¡Una verdadera lata! 

Cubierta para el rodillo
Finalmente, si estás dudando entre comprarlo o no, en mi opinión merece la pena si vives en sitios fríos y lluviosos o si vas a pasar un tiempo lejos de tu lugar habitual de residencia y no te conoces muy bien al sitio que vas; si tienes la suerte de vivir en el sur, no creo que merezca la pena. 

Con esta foto me despido
¡Un abrazo!

You Might Also Like

0 comentarios