Ir al contenido principal

XX Circuito de Millas Populares 2014 (La Cala)



Esta mañana he participado en la que ha sido mi primera milla en años (al menos 5), segunda prueba del Circuito de Millas Populares de Mijas (la primera fue en Las Lagunas y la tercera será en Mijas Pueblo la primera quincena de mayo) una carrera auténtica, de las que gusta de verdad a los corredores populares.

Esta semana, con motivo de mi preparación para, primero el HOLE y más adelante los 101 km de La Legión de Ronda (entre otras pruebas) he metido un kilometraje de cerca de 75 kilómetros en 3 días consecutivos, con entre 1,5 y 2 kilos de lastre que no he asimilado del todo bien, por lo que he llegado con un pinchacito molesto en el gemelo izquierdo, fruto de una sobrecarga en sóleo y gastrocnemios.

Creo que se ha debido sobre todo a la cantidad de lastre y al desnivel acumulado que he afrontado, de +-4000 en 3 días consecutivos, pero sea como sea, es mi segunda semana de preparación y estoy aun calibrando los entrenos, así que esta semana que entra me lo voy a tomar con más calma para llegar a tope al día de la prueba.

Como dice mi amigo Contador de Kilómetros, padre del "tractorismo", en las pruebas de larga distancia (extrapolable, por tanto, a la ultradistancia), el milagro es llegar entero y preparado a la línea de salida, y como quedan aun 10 semanas prefiero llegar subentrenado y sin molestias que sobreentrenado y con problemas.

Inicialmente iba a llevar un equipo entero a la carrera, pero finalmente Charo, futura debutante en atletismo (no te vas a escapar) cayó enferma y no pudo asistir.

Las que si vinieron fueron Emma, que creo que no necesita presentación (por si acaso, la chica del podio de la Minimaratón de la Peña del Bastón de la semana pasada), Marina, mi hermana, que corrió su segunda carrera el día antes de la Minimaratón, en la MLK Trail y Emily, que hoy correría por primera vez (no ceso en mi empeño de extender el atletismo por los cuatro puntos cardinales como veis).

Tras levantarme, sin madrugar, ya que la milla comenzaría a las 11, desayuné un par de tostadas con zumo, como a mi me gusta, preparé la mochila con parsimonia y en cuanto mi hermana estuvo lista y Emily llegó salimos en dirección La Cala.

A diferencia del sábado por la mañana, no noté el gemelo tengo al apoyarlo en el suelo, pero al bajar las escaleras aun me molestaba un poco, de forma diferente a las agujetas que suelen aparecer cuando encadeno dos o más días de tiradas largas, lo que me tenía preocupado (hasta ahora más allá de sobrecarga no he tenido nunca ningún problema, ni esguinces ni tendinitis ni fracturas, y temía que pudiese ser la primera vez).

Paramos en Mercacentro para recoger a Emma y para comprobar si algún compañero del Club Atletismo Fuengirola se encontraba por las inmediaciones, ya que aunque vi por whatsapp que tenían tirada a las 9 de la mañana, nunca se sabe...

Llegamos a La Cala charlando sobre nuestras impresiones previas ante la milla, y tuvimos suerte de aparcar realmente cerca de la salida, por lo que en un momento estábamos retirando el dorsal.

Me encontré con Ana y Marcos justo cuando estaba retirando mi dorsal, con los que me paré a charlar un rato mientras Emma, Marina y Emily retiraban sus respectivos dorsales.

Como teníamos tiempo ampliamente sobrado antes de que comenzase la prueba volvimos al coche para coger el móvil y darle una vuelta al circuito, y cual fue mi sorpresa cuando me encontré de frente a Manolo, Leo, Javi, Rocío... la comitiva del club al completo, cerrada por José Luis, que iba en bici acompañándoles en la tirada.

Me dio mucha alegría verlos, fue una sorpresa inesperada; espero que les fuese genial en la tirada, tengo muchas ganas de repetir esas tiradas largas que realizamos como entreno previo a la maratón de Málaga.

Volvimos al circuito y le dimos una vuelta trotando; Me notaba raro, no sé si física o psicológicamente, pero no quería alargar la zancada por temor a que se me montase el gemelo, ya que lo notaba tenso, aunque solo al despegar el antepie del suelo.

Para mi sorpresa el circuito lo había medido en 350 metros (aunque mi GPS tampoco es muy fiable) y según teníamos entendido la carrera sería de 3 vueltas, lo que no llegaba a sumar la milla, pero por supuesto no teníamos problema alguna, en una carrera de coste cero para el atleta y que preparan con mimo y celo desde el propio ayuntamiento pensando exclusivamente en el corredor, quejarse por algo así sería un despropósito tremendo.

Mientras curioseábamos alrededor del arco de salida llegaron los padres de Emily, que nos echaron una foto en la que sería la salida y meta de la milla.


Me encontré con muchos amigos en la zona de salida, del Club Primeguis, Club de Atletismo de Mijas, del Club de Trail de Mijas... el  en la que el ambiente era totalmente festivo y nadie quería perdérselo.

La carrera se dividió por categorías y sexos para facilitar que todos los corredores pudiesen participar con seguridad (especialmente los más pequeños).

La verdad es que me da mucha pena que en Fuengirola haga años que no disponemos de un circuito de carreras populares, ya que considero que es la mejor forma de promover el deporte y unos hábitos de vida saludables para toda la población, y el ambiente entre participantes y espectadores era siempre excelente.

En mi localidad, entre recortes y problemas con el corte del tráfico (que esta mañana estuvo cortado sin problema ninguno y considero que el impacto del mismo fue mínimo, de hecho, entre dos salidas se abrió momentáneamente para que pudiese pasar el autobús de línea) tan sólo hemos tenido una carrera desde el año pasado, que este año se repetirá en mayo, aprovecho para comentarlo (aunque le daré publicidad más adelante, cuando conozca más detalles) para ver que aprovechemos la oportunidad.

En una pausa entre dos carreras me encontré con Elio, al que felicité por su brillante actuación de ayer tarde en el hipódromo y que era hoy también mi apuesta para ganar la carrera.

Me encontré también con Rubén Espejo, al que le comenté el tema del pinchacito en el gemelo y me dijo que me lo tomase con calma.

De entrada pensaba que correría junto a Emma, Marina y Emily, pero corrieron junto antes que yo, así que me dediqué a animarlas a lo largo de las 3 vueltas que le dieron al circuito.

Durante la primera vuelta Emma iba segunda, Emily en el grupo de las 5 primeras y Marina en el grupo de las 10 primeras, aunque al final Emma apretó y Emily y Marina trataron de mantener la posición, pero fue una muy buena actuación de las tres, son unas campeonas.



Acabada su carrera era mi turno, y me vi envuelto en una marea de camisetas verdes, del Club Atletismo de Mijas, que posaron con una banderola antes de comenzar la prueba, conmigo y algunos corredores de otros clubes (o independientes, como Óscar, compañero de Rocío que me sacó varios minutos en la media de Alhaurín) infiltrados en la foto de familia del club.


Era la primera vez que tenía dudas antes de una carrera en cuanto a mi nivel físico, y más en una carrera tan corta, pero precisamente eso era lo que me preocupaba, que se me cargase de más el gemelo al comienzo y no fuese capaz de terminar, o lo hiciese cojeando.

Traté de evadir los pensamientos negativos de mi mente y me visualicé cruzando la meta... ¡Comienza la carrera!



Estoy en la parte izquierda y trato de seguir a Elio, en los primeros metros voy bastante bien, y aunque tras el sprint inicial me sacó un poco de ventaja comienzo a acercarme a él llegando a la primera curva.

Entro en la curva y... ¡pinchacito en el gemelo! pero muy leve, así que decido tomármelo con calma y bajo el ritmo notablemente en la salida de la curva, siendo adelantado por varios atletas de todas las edades (corrimos juntos de cadetes a veteranos).

Escucho ánimos a la voz de "¡vamos Camacho!" y al girarme vi a Paco, que me ganó en la Subida a Nagüeles de hace un par de semanas y al que me extrañó no ver corriendo, pero quizás fuese uno de los artífices de la prueba y tuviese que estar al tanto de labores organizativas.



Voy llegando a la segunda curva, giro y... ¡que alivio! entro y salgo de la curva sin problemas.

Aprieto un poco el paso cuando cruzo bajo el arco de meta, pero noto que el gemelo me responde bien y me animo un poco más.

Al menos ya ni si quiera pensaba en que iba a tener problemas para acabar la carrera, aunque eso de correr a buen nivel ya iba a ser difícil, aunque tenía dos vueltas para remontar.

Segunda curva, que tomo esta vez sin molestias y sin pensar en ello.




Lo doy todo en la recta y llego por segunda vez a la segunda curva, casi sin aliento (al no notar más problemas pisé a fondo, demasiado, ya que aun quedaba una vuelta), me recompuse en la recta (pasé por segunda vez bajo el arco de meta) y me dispuse a completar la carrera.

Tenía a 6 corredores por delante y poco fuelle, me tendría que emplear a fondo para alcanzar, si quiera, a un par de ellos.










Cuando llegué a la primera curva por tercera vez comencé a escuchar aplausos; los primeros estarían cruzando bajo meta en ese mismo instante, comencé a acelerar, nuevamente animado por Paco y tras coger la curva, no demasiado bien, entré esprintando a meta, tratando de alcanzar a dos corredores, aunque sólo puede sobrepasar a uno.

Había tardado 00:03:49 en dar las tres vueltas al circuito, no tengo referencia para comparar (ni sabía la distancia exacta del mismo) pero pese a llegar con incertidumbres y molestias no me había acordado del gemelo en las dos últimas vueltas (quizás la molestia de la primera vuelta fuese hasta psicológica, a una semana de mi debut en la maratón de Málaga tuve un problema parecido en el gemelo derecho, que no me ha vuelto a molestar desde entonces), así que acabé muy contento.

Cogí mi botellín de agua en el avituallamiento de meta, felicité a Elio por su actuación (fue tercero) y me dirigí a saludar a Emma, Marina y Emily.

Según me dijeron creían que había llegado el 7º u 8º, como habíamos corrido todos juntos no sé que posición sería en mi categoría, pero independientemente de eso había pasado una mañana fenomenal, me reencontré con buenos amigos y algún antiguo alumno del CEIP Acapulco, como Carla (cuya madre y hermana corrieron también) y pese a llegar con molestias había acabado esprintando y con buenas sensaciones, así que la mañana fue radiante, como el sol que bañaba las calles de La Cala.

De acuerdo a lo que me dijo Elio, su GPS había marcado 1090 metros, y teniendo en cuenta los 6 giros cerrados mi tiempo no era malo del todo (aunque quedase lejos de los 00:03:20 de Elio, pero yo nunca he sido rápido).

Mientras hablaba con las chicas llegó Antonio, el padre de Emily, que participó también en la carrera, y tras charlar un rato, nos dimos un paseo hasta la playa para aprovechar el excelente día de sol y calor que nos brindaba este envidiable clima nuestro.


Me notaba como si no hubiese corrido en absoluto, y hasta me animé a trotar primero y correr después, descalzo por la orilla de la playa, como cuando entreno series.


Emma había tardado 3:43 en acabar la milla, 6 segundos más rápido que yo (por segunda semana consecutiva) así que le pedí una carrerita corta, estilo Rocky Balboa y Apolo Creed, en la que participó Marina también.

Fueron unos escasos 100 metros en los que creo que Emma me dejó ganar, habrá que repetir con dorsal puesto para saberlo...

Tras la carrera aproveché para darme un chapuzón y tumbarme un ratito al sol, al estilo turista nórdico.


Fue un final extraordinario a una mañana genial, tengo muchísimo "mono" de correr pero me he autoimpuesto descanso esta tarde (aunque tenía planeado, antes de desarrollar la molestia, doblar entrenamiento hoy) y mañana lunes, para afrontar la tercera semana de preparación de ultra distancia con energía y llegar fuerte al I Trail de Málaga, ya os contaré como va la cosa el martes en la tirada larga con Fivefingers.



Un saludo a todos, y gracias por hacer tan grande el atletismo, esta gran familia, con pruebas como la de hoy.

Comentarios

  1. Cuidate ,es normal que tengas molestias le estás dando mucha caña a tu cuerpo y el te está avisando se que es difícil por nuestra mentalidad pero cuando tenemos molestias lo mejor es descansar sobre todo si es una carrera tan corta y exigente con una milla, espero verte pronto creo que hasta Antequera no coincidiremos, suerte y cuidate.

    ResponderEliminar
  2. Sí, esta tarde y mañana reposo absoluto, y el martes, aunque psicológicamente es más duro, la tirada larga la haré dando vueltas a un circuito de alrededor de 1 km al lado de casa, si noto algo raro trote a casa y listo, no quiero perder continuidad ;)

    ¿Hasta la media de Antequera? es mucho tiempo, espero que no sea por lesión ni nada parecido Cris.

    ¡Cuídate, a ver si nos vemos antes!

    ResponderEliminar
  3. Buena crónica Camacho pero 3.30 no!!! He tardado 3.20 hombre!!! jajaja :P
    Me alegro de que tu gemelo respondiera bien! Saludos

    ResponderEliminar
  4. jajajaja me ha fallado la memoria Elio, ahora lo corrijo ;)
    ¡Muchas gracias, a ver si nos vemos pronto! ¿Haces la Media de Málaga?
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Vaya, te contesté ayer pero acabo de ver que algo falló y no se publicó.
    Finalmente me decidí por no hacer Málaga y preparar bien la de Marbella. Asi hay excusa para meter kms en verano!

    ResponderEliminar
  6. jajaja claro, que siempre cuesta más ;) yo para obligarme a darme caña este verano me voy a proponer el Ultra del Veleleta, en pleno agosto, o entreno o entreno jaja

    ¡Un saludo campeón!

    ResponderEliminar
  7. No no estoy lesionado, estoy entrenando mucho trail, me refiero al desafío sur del torcal de Antequera del mes que viene que creo que también te as inscrito, un saludo.

    ResponderEliminar
  8. ahhhhh ya decía yo... A mi me encanta también, ojalá tuviese más tiempo para dedicarle... Pues allí nos veremos entonces campeón, en la salida al menos ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario