Ir al contenido principal

Transición al minimalismo - Objetivo: XXIV Media Maratón de Málaga'14


Como ya adelanté "anoche" (esta madrugada), en la entrada especial por alcanzar las 10.000 visitas, os doy más detalles sobre mi decisión de realizar una transición al minimalismo.

Dije que sería esta mañana, pero como estaba diluviando lo he aplazado y he aprovechado para estudiar (un examen y finiquito el semestre), aunque al final de poco ha servido ya que estaba diluviando igualmente.


Os pongo en situación: A finales de noviembre vi por internet una oferta de zapatillas minimalistas, con un descuento de más del 50% y decidí comprármelas (aunque al final me costaron algo más debido a los aranceles aduaneros).

Realmente no sabía si me iba a ir o no bien con ellas, pero como soy una persona muy curiosa, y en muchas ocasiones no me creo nada sobre un tema hasta que no lo experimento en mis propias carnes (como es el caso del minimalismo) decidí probarlas.

El minimalismo en el atletismo, para los que no lo sepan, es un movimiento que propugna que las zapatillas, más que un elemento protector, son culpables de muchas de las lesiones que afectan comúnmente a los corredores, por lo que las personas que apoyan esta idea deciden correr con zapatillas despojadas de todos los elementos "sobrantes" hasta quedarse con lo más básico, redundando en zapatillas con 0 drop y poca o nula amortiguación.

Algunas personas, además, utilizan el minimalismo como transición de correr con calzado normal al barefooter running (correr totalmente descalzo).

Argumentos a favor del minimalismo son, entre otros, el fortalecimiento de músculos de los pies y piernas que no se trabajan corriendo con zapatillas o la desapareción (a veces, "milagrosa" según algunos testimonios) de lesiones, especialmente de rodilla.

Como argumentos en contra, la posibilidad de contraer lesiones por estrés muscular y óseo, como por ejemplo tobillos, y la firme creencia de que si las compañías de calzado deportivo llevan años investigando cómo reforzar las zapatillas, quitar ahora toda esa protección de golpe es una locura (de hecho, pese a que no me posiciono ahora mismo ni a favor ni en contra del minimalismo, pienso que una transición directa y sin una progresión adecuada es peligrosa).

Bueno, como iba diciendo, llegaron las zapatillas, unas Fivefingers, y como tenía mi estreno en maratón a la vuelta de la esquina, no quería arriesgarme a probar en ese momento un calzado tan diferente sin saber que consecuencias podía acarrear, así que me decidí a estrenarlas una vez terminase la maratón.



Mis amigos se enteraron de mi idea de pasarme al minimalismo, y creo que preocupados por mi salud, me regalaron por mi cumpleaños un par de zapatillas nuevas (la verdad es que mis zapatillas, de ese momento, que aun conservo, estaban muy machacadas, como expliqué hace tiempo).

Esto retrasó un poco más mi decisión de probar el minimalismo, aunque hice algunas salidas con ellas (hablo de mis primeras experiencias con el calzado minimalista en la entrada sobre la experiencia que me hizo realmente considerar la transición al barefooter).

Esa experiencia fue la que me hizo "click", y aunque es posible que quien no me conozca pensase que a partir de ese día iba a correr siempre descalzo, una cosa es ser curioso y otra imprudente.

Primero voy a probar con la transición al minimalismo, y si me va bien, ya hablaremos de barefooter en otro momento, estos cambios son muy drásticos y si no se llevan a cabo adecuadamente, es cuando vienen las lesiones. 

Llevo casi 7 años corriendo sin haberme lesionado nunca, cosa que achaco a que me tomo las cosas con calma y, aunque busque mis límites en muchas ocasiones, se controlarme cuando noto que estoy excediéndome.

Cuando en diciembre probé a correr por primera vez con zapatillas minimalistas no estaba sometiendo a mis pies a un trabajo totalmente desconocido, ya que desde agosto entreno descalzo sobre la orilla de la plaza una vez en semana, y había usado las Fivefingers en largas caminatas antes de dar el paso a la carrera.

De no haber sido así, por mucha curiosidad que hubiese tenido, no me hubiese lanzado de golpe y porrazo a correr con las zapatillas minimalistas, aunque solo hubiesen sido un par de kilómetros.

Además de la experiencia en el entrenamiento en el que acabé corriendo descalzo, lo que me han hecho decidirme del todo a dar el paso, ha sido un experimento que hice el pasado domingo en la media maratón de Torremolinos, en la que corrí con mis viejas zapatillas de atletismo (si, esas que daba ya por jubiladas, especialmente, tras la experiencia en el Trail La Capitana, en el que acabaron tal que así:)


El experimento fue el siguiente:

En la media de Alhaurín de la Torre, con las zapatillas nuevas que me regalaron mis amigos ya "domadas", obtuve un tiempo de 1:30:26, y pensé que si obtenía un tiempo similar en Torremolinos (siendo optimista, 1:28-29:00, ya que aunque Torremolinos tiene un trazado con menos desnivel que Alhaurín, tampoco es precisamente llano) corriendo con mis viejas zapatillas y acababa con buenas sensaciones, definitivamente iba a probar el minimalismo. 

El tiempo que obtuve con mis viejas zapatillas fue de 1:27:45, mucho mejor del que preveía ya siendo optimista, y pese a correr con un resfriado bastante molesto; las sensaciones fueron buenísimas, por lo que creo que "lesivamente hablando" correr con unas zapatillas sin suela, 5 años encima y varios miles de kilómetros y correr con unas zapatillas minimalistas nuevas es igual de arriesgado, y si no he tenido problemas en el primer caso, confío en no tenerlos en este segundo.

Creo que en la vida es muy importante tener siempre metas que alcanzar (siempre que sean realistas y no nos obsesionemos con ellas), así que, la meta para realizar esta transición al minimalismo será correr con las Fivefingers el próximo 6 de abril, en la XXIV Media Maratón de Málaga, en la que, si todo va bien, espero "bautizarme".

La media de Málaga será la prueba de fuego, hasta entonces, os contaré semanalmente mis experiencias en los entrenamientos preparatorios para la misma con las Fivefingers.

En breve os contaré como me ha ido esta mañana en la primera sesión "seria".

¡Nos leemos!

Comentarios